Estos movimientos en los felinos tienen algunos paralelismos con la sonrisa genuina de las personas

El Sumario – Un equipo de psicólogos de las universidades de Sussex y Portsmouth perfeccionó el arte de construir un vínculo más estrecho de los humanos con los gatos, demostrando por primera vez que es posible establecer una relación con el felino mediante el uso de una técnica de estrechamiento de ojos.

Esta acción por parte de los humanos genera algo conocido popularmente como una sonrisa de gato, el llamado “parpadeo lento“, y parece hacer que el humano sea más atractivo para el animal.

Los movimientos de entrecerrar los ojos en los gatos tienen algunos paralelismos con la sonrisa genuina de los humanos (la sonrisa de Duchenne), así como los movimientos de entrecerrar los ojos en situaciones positivas en algunas otras especies.

Estudio y experimentos

El equipo, dirigido por el doctor Tasmin Humphrey y la profesora Karen McComb, científicos en comportamiento animal de la Universidad de Sussex, llevó a cabo dos experimentos:

  • Primer experimento: reveló que es más probable que los gatos parpadeen lentamente a sus dueños después de que los hayan parpadeado lentamente, en comparación con cuando no interactúan en absoluto.
  • Segundo experimento: esta vez con un investigador del equipo de psicología, en lugar del dueño, encontró que los animales eran más propensos a acercarse a la mano extendida del experimentador después de parpadear lentamente, en comparación con cuando habían adoptado un tono de expresión neutra.
Estudios anteriores confirman que los gatos muestran los mismos estilos de apego principales que los perros, e incluso los bebés, hacia sus cuidadores

En este sentido, en conjunto, el estudio muestra que esta técnica de parpadeo lento puede proporcionar una forma de comunicación positiva entre gatos y humanos.

“Este estudio es el primero en investigar experimentalmente el papel del parpadeo lento en la comunicación entre gatos y humanos. Y es algo que puedes probar tú mismo con tu propio gato en casa o con los gatos que conoces en la calle. Intenta entrecerrar los ojos hacia ellos como lo harías con una sonrisa relajada, seguido de cerrar los ojos por un par de segundos. Verás que ellos responden de la misma manera y puedes comenzar una especie de conversación”, indicó en un comunicado la profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad de Sussex, Karen McComb.

Quizás sea de su interés: Encantadora manera para que sus perros puedan saludar a su dueña

Gabriela Morales

Con información de medios internacionales