A pesar de que son un atractivo turístico, expertos piden no acercarse a ellos pues son animales salvajes

El Sumario — Desde hace unas semanas, la preocupación ha invadido a los habitantes de Tomé, una playa ubicada en el sur de Chile, debido a la repentina y creciente aparición de cientos de lobos marinos.

A pesar de que son un atractivo turístico, los expertos invitan a las personas que pasan por allí a ser cuidadosos si se acercan a ellos, pues son animales salvajes y podrían atacar a alguien.

Hasta el momento, ascienden a 400 los lobos marinos que hay en la costa chilena. Eduardo Pedreros, biólogo marino, indicó que esta especie migra bastante y puede descansar en toda la costa del Biobío. De acuerdo a lo que sabemos, Tomé está dentro de sus dominios, así que podría ser una lobería de descanso.

Por su parte, Sernapesca, organismo a cargo de la fauna marina en esta localidad, señaló que estos lobos son una especie protegida. De igual modo, recomendó no alimentarlos ni acercarse a ellos.

Andreina Gutiérrez Romero / @ninakolster

Con información de MDZ