Fast ride on bike in mountain valley. Sport and active life concept

El Sumario – Femke Van den Driessche, la ciclista belga quien había protagonizado el primer caso de doping tecnológico al correr con un motor dentro de su bicicleta, recibió una dura sanción: una suspensión de seis años.

La resolución de la Unión Ciclista Internacional tiene como fecha de inicio el 11 de octubre de 2015, el día en que se le encontró un motor mecánico escondido en una de las ruedas de su bicicleta durante una carrera sub 23 del último mundial, que se desarrolló en la ciudad belga de Heusden-Zolder.

La UCI ha culpado a la ciclista de 19 años de “fraude tecnológico” y, además de la suspensión, le aplicó una multa de 20 mil francos suizos (20.590 dólares) y le retiró sus títulos (entre ellos, el de campeona europea sub 23). “Se trataba de un motor Vivax, escondido en la rueda y controlado por ‘bluetooth’ desde el manillar”, detalló la organización.

Eloísa Oramas

Con información de Clarín.

Fotografía GettyImages.