Según el anuncio hecho en cadena nacional, el ingreso mínimo se elevó de Bs. 9 mil 600 a Bs. 11 mil 520. Asimismo, el presidente Nicolás Maduro indicó que la base del cálculo para el beneficio del ticket alimentación pasa de 1,5 unidades tributarias a 2,5; lo que en contante y sonante representa Bs. 13 mil 275, casi el doble de los Bs. 6 mil 750 que suponía hasta el momento del anuncio.

Adicionalmente, el ajuste de 20% también aplica para los pensionados y jubilados. Todos los incrementos tendrán efecto a partir del 1 de marzo del corriente.

El aumento global de salario y ticket alimentación representa un incremento del 52% sobre el salario integral hasta ahora vigente.

Dentro de los anuncios, Maduro también indicó el aumento de la gasolina. No obstante también indicó que parte de lo recaudado por dicho incremento, se utilizaría para fomentar un sistema que proteja el poder adquisitivo de la base popular, a través de la Tarjeta de Misiones Socialistas y el Plan de Protección de los Hogares de la Patria.

Asimismo, Maduro anunció una reestructuración del sistema de cambio de divisas, el cual tendrá dos tasas de cambio oficiales, de 10 Bs. y 200 Bs. (Simadi), pero ésta será «flotante». La tasa de 10 bolívares corresponderá a medicinas, programas sociales, alimentos y producción.

Igualmente informó que se realizará una revisión en el precio de los productos regulados, basándose en su precio real, debido al significativo aumento de la demanda por los costos actuales.

Estas medidas podrían generar un incremento en los precios del transporte, bienes, servicios y gastos generales de la población, que anteriormente se habían visto afectados por la inflación. No obstante, pese al aumento del salario, analistas afirman que se necesitan aproximadamente cinco 5 sueldos mínimos mensual para obtener lo esencial de la cesta básica.

Redacción El Sumario.

Con información de AFP y agencias.

Fotografía REUTERS/Miraflores Palace.

Artículo anteriorEsgrimistas criollos practican para Río 2016
Artículo siguienteEl arte contemporáneo toma Madrid