El continente americano tendrá una banda ancha más rápida y una mejor calidad en sus servicios de comunicación gracias Intelsat 29

Mejorar las comunicaciones en el mundo es uno de los propósitos de la mayoría de las empresas tecnológicas para los próximos años. Especialmente para llevar Internet y teléfonos a sitios que están totalmente incomunicados.

La noche del miércoles, el consorcio espacial europeo Arianespace logró colocar en órbita, a través de su cohete Ariane 5,  un satélite de telecomunicaciones para el operador Intelsat, cuyo objetivo será dar cobertura a Norteamérica, América Latina y el Caribe.

El lanzamiento se realizó a las 11:21 pm desde el Centro Espacial Europeo de Kurú, en la Guayana francesa, y se pudo seguir en directo desde la página web del consorcio espacial. El dispositivo se llama Intelsat 29 y es parte de la nueva generación que busca mejorar la necesidad de los operadores de telecomunicaciones y de las empresas de conectividad de banda ancha y de calidad muy alta.

Instelsat 29 equipará repetidores de banda C para la transmisión de contenidos mediáticos al conjunto de Sudamérica, así ofrecerá un ancho de banda de 25 gigabits por segundo.

Geraldine Puche

Con información de Agencias.

Artículo anteriorSamsung intentará mantenerse frente a Apple
Artículo siguienteHacer feliz a tu mujer es fácil