Papa Francisco presidió emotivo Vía Crucis en una Plaza vaticana desierta
El líder espiritual de la Iglesia Católica dedicó parte de sus oraciones para que la humanidad no sucumba ante la oscuridad

El Sumario – El papa Francisco presidió el viernes 10 de abril un Vía Crucis histórico, que se celebró en la Plaza de San Pedro del Vaticano y no en el Coliseo, como es habitual, y al que no acudieron fieles por la emergencia y pandemia del coronavirus.

El papa Francisco rezó una breve oración para que la humanidad no sucumba a la oscuridad. “Señor, no nos dejes en las tinieblas y en la sombra de la muerte, protégenos con el escudo de tu poder. Dios, defensor de los pobres y afligidos, ayúdanos a soportar el yugo cada día“, dijo.

Este año, el Vía Crucis no se celebró en el Coliseo, como es habitual por ser considerado un símbolo de la persecución y del sufrimiento de los primeros cristianos, sino que tuvo lugar en una plaza vaticana completamente vacía, en silencio, iluminada por velas.

La Santa Sede cerró como medida de precaución la plaza y la basílica vaticanas y este año el papa ha celebrado una Semana Santa un tanto peculiar, pues el Jueves Santo no hubo misa crismal ni lavado de pies, y tampoco el Vía Crucis se celebró en el Anfiteatro Flavio.

Todos los actos están teniendo lugar sin fieles, que tienen que adaptarse y conformarse con seguirlos por las redes sociales y los medios de comunicación.

Lee también: Caracas le reza al Nazareno ante la crisis de COVID-19

 

Gerardo Contreras

Con información de agencias, Vaticano y redes sociales