tigre de Tasmania
Los tigres de Tasmania se extinguieron hace 81 años cuando murió, en 1936, el último ejemplar en el zoológico de Hobart, aunque fue declarado oficialmente extinto en la década de 1980

El Sumario – Un grupo de científicos de la Universidad de Melbourne comenzó a desarrollar una investigación en la que, a través de la ingeniería genética, se busca “resucitar” en diez años al tilacino o tigre de Tasmania (Thylacinus cynocephalus), el único marsupial depredador de Australia, que se extinguió en 1936.

Andrew Pask de esta universidad en Australia y uno de los responsables del proyecto, explicó que el estudio contempla extraer células de un dunnart de cola gorda (Sminthopsis crassicaudata), un marsupial parecido a un ratón, para convertirlas en células que sean lo más parecidas a las del tigre de Tasmania.

De esta manera, los científicos pretenden tomar las células vivas del dunnart, considerado como el pariente vivo más cercano del tigre de Tasmania, y así compararlas con las del animal extinto para determinar sus diferencias.

“Esto permitirá editar todo el ADN de este animal para convertirlo en el de un tilacino”, aseguró Pask, agregando que “al final del proceso se tiene esencialmente una célula de tilacino, pero se puede hacer una especie de clonación IVF (de fertilización in vitro) para desarrollar un organismo vivo”.

tigre de Tasmania
Andrew Pask dirige el Laboratorio de Investigación de Restauración Genética Integrada del Tilacino (TIGRR), y ha desarrollado el genoma completo del tigre de Tasmania

Los investigadores destacan que este proyecto, que espera “resucitar” al tigre de Tasmania en unos diez años, contempla además desarrollar el embrión de este marsupial carnívoro extinto, ya sea dentro de un tubo de ensayo o utilizando a un dunnart de cola gorda como vientre de alquiler.

“Al nacer, el tilacino y el dunnart de cola gorda no son mucho más grandes que un grano de arroz, así que incluso un animal tan pequeño como un ratón puede dar a luz a un tilacino”, apuntó Pask a la ABC.

Los científicos del Laboratorio dirigido por Pask, que colabora en este proyecto con la empresa estadounidense de ingeniería genética Colossal Biosciences, pretende introducir al tigre de Tasmania en su hábitat natural, en donde esperan mantenga sus hábitos depredadores habituales.

De interés: Un perro sorprende con sus prácticas de entrenado para masaje cardíaco

Rubén Vásquez

Con información de medios internacionales

Haga clic en el enlace para suscribirse gratis a nuestro grupo de medios y noticias en Telegram: https://t.me/G_ELSUMARIO_News

Artículo anteriorVivienda de Mariah Carey en Atlanta fue asaltada mientras la familia vacacionaba
Artículo siguienteNahuel Ferraresi jugará en el Sao Paulo hasta 2023