Más allá del juego
Son varias las prohibiciones que caracterizan al país en medio de la Copa Mundial de Futbol. Veremos qué pasará luego de que se patee el balón por primera vez

El Sumario / Más allá del juego – A solo un día de vivirse el gran encuentro mundial del futbol, Qatar prohibió la venta de alcohol en “el perímetro de los estadios” luego de un supuesto acuerdo entre las autoridades qataríes y la FIFA.

Ahora los tarros y las latas de cerveza se podrán encontrar únicamente el área de “Fan Fest” y en los lugares autorizados para la venta de alcohol.

La cerveza ha sido afectada por la prohibición de consumir bebidas alcohólicas en lugares públicos

Qatar es un país de Medio Oriente donde el consumo de alcohol está prohibido de acuerdo a la religión oficial: el Islam. No se pueden consumir bebidas alcohólicas en lugares públicos, no se puede causar incomodidad a otra persona estando bajo los efectos del alcohol, tampoco trasladar este tipo de bebidas en la vía pública, ni importarlas.

Sin embargo, existen algunas excepciones. Solo los residentes extranjeros con un tipo de permiso pueden obtener bebidas para el consumo doméstico y ¿dónde lo consiguen? En la única licorería del país o en algunos hoteles internacionales, restaurantes y clubes y su precio es alto.

Los compradores deben tener consigo a la hora de comprar una carta de autorización de la empresa en la que laboran y a partir de allí puede adquirir una cerveza, pero solo una de acuerdo a su salario.

En Qatar una cerveza puede costar más de 12$, un castigo te puede llevar a una condena de mínimo 6 meses y una multa supera los 800$.

Esta no es la única prohibición que caracteriza al país en medio de la Copa Mundial de Futbol.

Qatar también rechaza las demostraciones públicas de afecto porque “están mal vistas” y “eso aplica para todos” debido a que el país es “modesto” y “se debe respetar” según Nasser al Khater, el presidente del comité organizador del torneo.

En Qatar son «mal vistas” las demostraciones de afecto en público

Recordemos, además, que una de las primeras polémicas que se dio a conocer era que durante el Mundial estarían prohibidas las relaciones sexuales entre personas que no estén casadas. De incumplir esta norma la condena alcanza unos 7 años.

Fotografiar a una mujer musulmana se considera ofensivo y las fotos a edificios gubernamentales están prohibidas.

La vestimenta ha sido otra de las preocupaciones

En un país donde las mujeres deben usar un velo conocido como abaya, se espera por parte de las autoridades que los visitantes al Mundial asistan con ropa que no deje ver sus hombros y rodillas cuando se encuentren en museos o edificios gubernamentales.

No serán encarcelados aquellos que no cumplan esta norma, sin embargo, es parte de las recomendaciones del comité organizador.

Sabiendo esto, es inevitable preguntarse por qué la FIFA decidió realizar un torneo de esta envergadura en un país como Qatar donde se vivirá ahora un importante choque cultural.

Se hablan de casos de corrupción relacionados a la escogencia de Qatar como sede de la Copa Mundial 2022, pero, independientemente de eso, se ha abierto el debate de cómo la FIFA, cuyos países fundadores pertenecen al continente de mayores libertades o es considerado uno de los más abiertos en ciertos temas, dio su visto bueno para celebrar el Mundial en Qatar.

Francia, Suecia, Dinamarca, Bélgica, Holanda (Países Bajos), España, y Suiza son los países fundadores de este organismo y Suiza, por ejemplo, donde nació el actual presidente de la FIFA, Gianni Infantino, es un país donde el aborto está permitido desde hace 20 años y es donde se encuentra la sede del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

A manera de comparación, Países Bajos es el único país de la Unión Europea donde está permitido legalmente la venta de marihuana en algunos locales con licencia y fue el primer país en legalizar el matrimonio igualitario y es Europa el continente donde más se ha legislado a favor de estas uniones. En Francia, Suecia, Dinamarca, Bélgica y Suiza también es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En este punto, no se trata de permitir los excesos, sino de que para este tipo de eventos, además de la lógica competencia, las personas que viven un mundial de fútbol celebran un intercambio cultural entre naciones.

Más allá de los presuntos casos de corrupción y la promesa de Qatar a cumplir con acuerdos de hospitalidad, se teme que la palabra de las autoridades del país árabe no sea un verdadero respaldo a pactos establecidos con la FIFA.

Veremos qué pasará luego de que se patee el balón por primera vez.

Son asuntos serios que indudablemente llaman a la atención y reflexión más allá del juego.

Trina Acevedo

Instagram: @trinaacevedo

Fotos cortesía: TV Azteca, Mundo Deportivo y Twitter

El Sumario /

Grupo de Comunicación Digital EL SUMARIO

Artículo anteriorGran Premio de Abu Dabi: Verstappen conquistó la última pole y Sainz arrancará cuarto
Artículo siguienteLaureano Márquez presenta un espectáculo para reírse de “El Miedo”