mono narigudo
El mono narigudo endereza rígidamente su nariz para hacer sus llamados y atraer a las hembras (Fuente de imagen referencial: EFE/Tim Morgan/Unsplash)

El Sumario – La nariz grande, alargada y caída del mono narigudo le ha dado fama de feo entre los humanos, pero el tamaño de esta protuberancia carnosa es clave para asegurar la reproducción de esta especie en peligro de extinción, según un estudio científico publicado este viernes.

Un estudio de la Universidad Nacional Australiana (ANU, siglas en inglés) reveló que la estructura ósea de la cavidad nasal del macho del mono narigudo (Nasalis larvatus) evolucionó para permitirles emitir llamadas más fuertes y profundas, como «gruñidos y rugidos nasales», según un comunicado enviado por esta institución.

Estos sonidos, que son un signo de salud y fortaleza, ayudan a los machos de la especie del mono narigudo, un primate que habita la isla de Borneo (Indonesia), a atraer una mayor cantidad de hembras listas para reproducirse y así asegurar su descendencia y ahuyentar a sus competidores.

«Los monos narigudos viven en manglares costeros y entornos boscosos, y a menudo no pueden verse entre los árboles. Por lo tanto, los llamados nasales fuertes son importantes para comunicarse entre ellos, especialmente entre los machos», dijo la autora principal de este estudio Katharine Balolia en un comunicado de la ANU.

Nariz de los machos

El estudio determinó que «los machos tienen una nariz mucho más grandes que las hembras, y sus cavidades nasales también tienen una forma diferente en comparación con las hembras», recalcó la investigadora.

Así, cree que el tejido nasal carnoso de tonos anaranjados que tiene el mono narigudo -que endereza rígidamente su nariz para hacer sus llamados– se agrandó con el tiempo para mejorar su capacidad de emitir gruñidos y sonidos nasales.

“Las hembras podrían haber comenzado a encontrar atractivas visualmente las grandes narices para seleccionar una pareja, ya que era una señal honesta de salud y dominancia”, precisó Balolia en el comunicado de la ANU.

Asimismo, el equipo de científicos también notó que la abertura de la cavidad nasal ósea de los monos narigudos machos, donde se adhiere el tejido nasal blando carnoso, crece con la edad, lo que coincide con el momento en que los machos logran el estatus de dominancia.

De interés: Últimos pandas gigantes en EEUU regresarán a China

Fiorella Tagliafico

Con información de EFE Servicios y redes sociales

Visita nuestro canal de noticias en Google News y síguenos para obtener información precisa, interesante y estar al día con todo. También en Twitter e Instagram puedes conocer diariamente nuestros contenidos