El Sumario – La compañía de distribución de música y pódcasts en ‘streaming’ Spotify contabilizó un beneficio neto atribuido de 241 millones de euros en el tercer trimestre de 2019, lo que equivale a multiplicar casi por seis el resultado neto registrado en el mismo periodo de 2018, cuando logró unas ganancias de 43 millones de euros.

“Seguimos observando un crecimiento exponencial en la horas de pódcasts retransmitidas y hay indicios previos de que la implicación con los pódcasts está generando un círculo virtuoso de una mayor implicación en general e incrementando significativamente la conversión de usuarios gratuitos a de pago”, explicó la empresa.

La cifra de negocio de la empresa se incrementó un 28%, hasta situarse en 1.731 millones de euros. De la misma forma, los costes asociados a los ingresos, derivados principalmente de los derechos de autor que Spotify tiene que abonar a artistas y discográficas para distribuir su música, se situaron en 1.290 millones de euros, un 27,7% más.

Leer también: Porsche venderá sus automóviles deportivos también en Internet

Del total de la facturación, 1.561 millones procedieron de las suscripciones de pago de los usuarios ‘premium’, mientras que los 170 millones restantes se debieron a la publicidad servida a los usuarios que usan la aplicación de forma gratuita.

Con respecto a los costes, los gastos de ventas y marketing se situaron en 178 millones de euros, un 21,9% más, mientras que la partida de investigación y desarrollo se mantuvo estable en 136 millones de euros y los costes generales y administrativos se elevaron un 8,9%, hasta 73 millones de euros.

Asimismo, la compañía ha anunciado que su director financiero, Barry McCarthy, abandonará la firma el 15 de enero de 2020. Su puesto pasará a ser ocupado por Paul Vogel, que actualmente es vicepresidente de planificación y análisis financiero, tesorería y relaciones con inversores.

Con información de dpa