Miss chilena transgénero
La miss chilena decidió que su objetivo en el certamen sería visibilizar la realidad de las personas transgénero (Fuente de imagen referencial: EFE/Ailen Díaz)

El SumarioAriel Cordero, psicóloga, influencer y primera mujer transgénero clasificada como posible representante de Chile en el certamen de belleza femenina Miss Universo, aseguró a EFE que “su transición comenzó cuando nació”.

“El proceso de transición se entiende muy mal, porque no es cuando comienzas a tomar hormonas o te haces una cirugía. Mi transición empezó cuando nací”, explicó Cordero antes de añadir que “todas las personas están en transición toda la vida”.

La adolescencia de Cordero no fue la más sencilla, pues no sólo no tenía referentes a los que seguir, sino que una profunda depresión la llevó a intentar suicidarse, lo que la motivó a estudiar psicología y transformarse en lo que siempre había querido: “psicóloga de la diversidad”.

“Las personas trans no siempre tenemos que contar historias tristes, también podemos contar historias que transforman las realidades trans”, sostuvo la influencer, tras añadir que la “valentía, garbo, inhibición y osadía” de Cristina Ortiz, más conocida como ‘La Veneno’ (referente transgénero española), fue parte de su empoderamiento.

“Por mí y por mi comunidad trans”

Cordero dijo a EFE en este mes del Orgullo LGBTIQ+ que “el orgullo lo vive todo el año” y que cuando se presentó al casting del concurso “lo primero que dijo fue que era una mujer trans”.

“Con mi banderita a todas partes sintiéndome orgullosa. Es por mí y también por mi comunidad trans”, dijo la joven de 29 años de edad al asegurar que se apuntó al certamen para “poder responder a la niña que fue y poder visualizarse como una princesa y vivir ese sueño”.

Ariel Cordero es también influencer y activista especializada en ayudar a las personas en sus procesos de la vida desde su experiencia: “Me dije quiero ser esta psicóloga de la diversidad, quiero ser esta psicóloga que entiende también desde la experiencia situada un proceso humano”.

Hace un año Cordero vivía en su ciudad natal, San Felipe (Región de Valparaíso), y nunca creyó que llegaría a ser quien es: “Jamás pensé que iba a hacer un podcast, que iba a ser influencer, que iba a presentarme a un concurso de estas características”.

Belleza y diplomacia de la Miss

Con su traje rosa, tacones brillantes y su banda de Miss Universo San Felipe, Cordero marcó un cambio en el panorama de los concursos de belleza en Chile, aunque no todos los países permiten participar a las mujeres transgénero.

Por el contrario y según contó Cordero, en el certamen chileno “no importa el peso, ni la identidad de género, ni la raza ni la edad”, además de destacar que no sólo es belleza sino “diplomacia” y un “pensamiento crítico”.

La joven chilena decidió que su objetivo en el certamen sería visibilizar la realidad de las personas transgénero: “Mi propósito es naturalizar y mostrar que una persona trans puede vivir su vida con dignidad”.

De interés: Cuba vuelve al Miss Universo tras 57 años de ausencia

El Sumario

Con información de EFE Servicios y redes sociales

Visita nuestro canal de noticias en Google News y síguenos para obtener información precisa, interesante y estar al día con todo. También en Twitter e Instagram puedes conocer diariamente nuestros contenidos