Una investigación demostró que el EPR de cadáveres donados pudo adaptarse bien en ojos de primates sin tener efectos secundarios graves
Una investigación demostró que el EPR de cadáveres donados pudo adaptarse bien en ojos de primates sin tener efectos secundarios graves

El Sumario – Según un estudio publicado en la revista Stem Cell Reports, reveló que las células de la retina de un ojo humano de un cadáver fueron capaces de sobrevivir al ser trasplantados a ojos modelos de primates, esto es un importante avance en el desarrollo de la terapia celular para tratar la ceguera.

El epitelio pigmentario de la retina (EPR), es una capa de células pigmentadas en la retina, la misma funciona como barrera y regulador en el ojo para poder mantener una visión normal.

“Los parches de EPR trasplantados debajo de la mácula permanecieron estables e integrados in vivo al menos durante tres meses”

El mal funcionamiento del EPR puede generar  trastornos oculares, incluyendo la degeneración macular, capaz de provocar ceguera, este padecimiento lo sufren alrededor de 200 millones de personas en el mundo.

Avances en la investigación

Para conseguir restaurar esta población de células, los especialistas extrajeron células madres retinianas de ojos adultos de cadáveres donados, en este caso es posible identificar la compatibilidad de donantes y servir como fuente recurrente de EPR humano.

El EPR suplantado logró de forma parcial la función del EPR original

Los estudiosos encontraron que los parches de EPR trasplantados debajo de la mácula permanecieron estables e integrados in vivo al menos durante tres meses, estos no tuvieron efectos secundarios graves en los que el sistema inmunológico se viera comprometido o sensibilidad a la luz.

Además, el EPR derivado de las células madre suplantó parcialmente la función del EPR original, fue capaz de soportar el fotorreceptor endógeno, que es el responsable de ayudar con la absorción de luz y agua, entras funciones.

De su interés: Esponja marina registra 600 años de temperatura oceánica

María Gabriela Moncada

Con información de agencias de noticias y medios internacionales