Los cetáceos fueron arrastrados hasta una playa solitaria de la isla Steward, la más austral de Nueva Zelanda

El Sumario – Según informaron fuentes oficiales este lunes, al menos 145 ballenas piloto murieron tras quedar varadas este fin de semana en una isla neozelandesa.

Te podría interesar: Perro salchicha “tapa” un penalti en juego decisivo

Los cetáceos fueron arrastrados hasta una playa solitaria de la isla Steward, la más austral de Nueva Zelanda. De acuerdo con el Departamento de Conservación (DOC), la mitad de las ballenas ya había fallecido y las demás tuvieron que ser sacrificadas.

La manada fue descubierta el sábado por la noche por un excursionista que se encontraba en la zona. Al principio se intentó devolver al mar a los mamíferos que seguían con vida, aunque sin éxito. Finalmente, se tomó la decisión de sacrificarlos.

Lee más: Arrestan a un perro tras morder a un policía

El experto en ballenas Ren Leppens de DOC habló de una “decisión que parte el corazón”. Los cadáveres quedaron desperdigados por la arena a lo largo de varios cientos de metros.

David Carrasquel

Con información de dpa

Propuestas positivas, visiones optimistas, informaciones que suman y más en nuestro canal de Telegram, únete aquí: https://t.me/ElSumario