El Sumario – El nombre Malala Yousafzai cautivó a la opinión pública internacional en el año 2012 cuando un atentado talibán casi acaba con su vida por el simple hecho de promover el derecho de las niñas a la educación, a través de un blog. Esta chica paquistaní no dejó que el miedo la callara sino todo lo contrario, una vez recuperada, hizo de su voz un eco que la convirtió en la ganadora más joven del Premio Nobel de la Paz en el 2014.

Un año después del galardón se estrenó el documental Él me nombró Malala, un trabajo audiovisual biográfico que narra la historia del ataque que sufrió la activista, a sus quince años, cuando regresaba a casa de la escuela. El mismo fue dirigido por Davis Guggenheim, ganador del premio de la academia.

El compromiso de Malala hizo que por tres años consecutivos (2013, 2014 y 2015) la revista Time la catalogara como una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Recientemente Malala, de 19 años, fue nombrada como Mensajera de la Paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), labor que le permitirá seguir haciendo lo que mejor sabe, dar un mensaje de igualdad y unión para lograr un mundo mejor.

La joven que recibió la ciudadanía honoraria en un evento promovido por el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, también habló sobre el Islam y la situación de los refugiados. “Quiero que la gente sepa que los extremistas y los terroristas no representan a Pakistán, ellos no son nosotros”. Agradeció además el apoyo que el político ha brindado a los migrantes.

Como Mensajera de la Paz y a través de la Fundación Malala la activista, que cursa su último año escolar, seguirá trabajando en pro de las más de 130 millones de niñas y adolescentes que quieren recibir una educación para tener más oportunidades en la vida.

Recordando sus inicios a los once años, la paquistaní dio un mensaje a todas las chicas a través de una entrevista en Teen Vogue. “Deben tomar participación en cambiar al mundo, ya sea a través de trabajo comunitario, recolectado fondos, concientizando, usando las redes sociales. Tienen muchas fuentes y oportunidades frente a ustedes y deben asegurarse de usarlas para el buen propósito de hacer del mundo un lugar mejor”.

Alejandra Watts / @alejandra_watts

Fotografía REUTERS/Chris Wattie