“La oración es el alimento del alma”, afirma Rafael Núñez, creador de la cuenta Sanando con los ángeles
Rafael, quien es un hombre religioso y de fe, destaca en esta conversación la importancia de la intercesión o mediación de los ángeles ante Dios, para llevar sanación a personas en distintas partes del mundo, que oran con devoción para superar enfermedades u otras situaciones adversas que los aquejan

El Sumario Rafael Eladio Núñez Aponte es una persona espiritual. Desde que se levanta —con los primeros rayos de luz— comienza su comunicación con Dios. Lo hace a través de una serie de prácticas religiosas o de fe que ha cultivado y renovado a lo largo de los años. No le gusta la palabra “ritual” para describirlas. Dice que “hábitos” suena mejor para explicar las acciones con las que nutre su mente y alma a diario.

No se considera una persona rígida, de manera que no tiene una rutina prestablecida. Algunas veces inicia su mañana con el rezo del Santo Rosario o con la Coronilla de San Miguel Arcángel; otras, con música de alabanzas (católicas o cristianas). Pero lo que sí acostumbra siempre es rezar el Salmo 91 para invocar la protección Divina desde las primeras horas del día hasta que se oculta el sol.

También le gusta realizar una oración antes de cada comida. “Señor, dale pan a los que tienen hambre, hambre de ti a los que tenemos pan, bendice estos alimentos, las manos que los hicieron. Amén”. Por las noches, lee nuevamente el Salmo 91 o el Salmo 27, y si durante la mañana, por diversas razones, no pudo hacer la Coronilla de San Miguel, destina unos minutos antes de dormir a este rezo.

La oración es el alimento del alma, así como la comida lo es del cuerpo”, nos dice. Y es que Rafael confiesa que hay un antes y un después cuando involucras a Dios y a los ángeles en tu vida. Y ese sentimiento lo ha querido compartir con todas las personas que lo siguen en sus redes sociales.

Rafael Núñez - Sanando con los ángeles

Rafael afirma que ha evolucionado gratamente desde el día en que comenzó este camino espiritual, día en el que escuchó una voz profunda que le dijo: “sana con la mano”. Pudo haber sido Dios directamente, un ángel o un ser de luz. Desde ese momento, asegura, se inició en la sanación.

Para ello, tuvo que prepararse arduamente con grandes mentores que lo ayudaron a crecer y evolucionar como sanador. “Yo venía practicando la fe con Fundasitio (ONG creada por Rafael para impulsar la transformación social), en obras de caridad, pero el cambio más importante que he recibido está representado en  más humildad, porque plenamente soy consciente de que el que sana no soy yo, el que sana es Dios, con sus santos ángeles, uno simplemente es un intercesor, un canal, un instrumento”, eso piensa y nos comparte en la conversación.

Rafael Núñez- La oración es el alimento del alma
Rafael Núñez

Las redes sociales, sin lugar a dudas, han sido un gran apoyo para él a la hora de llevar este mensaje. Inicialmente, abrió una cuenta en Facebook que decidió llamar Sanando con los ángeles, con el fin de compartir oraciones milagrosas en dicha red. Luego, se unió a Instagram para tener otro canal directo de comunicación. Las oraciones (para rezar en la mañana y en la noche) y sus Live de Sanación, han sido de alto interés para sus seguidores. Rafael nos cuenta que para multiplicar la fe y devoción cristiana ha incursionado también en otras redes como Youtube, Telegram y Clubhouse.

La fe mueve montañas: Testimonios en las redes sociales

El alcance que ha tenido es significativo. En Instagram, nos comenta, recibía tantos testimonios que decidió crear la cuenta @testimoniosparadios para recabar todas las impresiones de las personas que sanaban con la oración. A continuación, algunos de esos mensajes:

“Dios lo bendiga y siga guiando a muchos a retomar el camino de la vida. Increíblemente mi amiga está recuperada, le han hecho varias biopsias y de manera milagrosa ha desaparecido la manifestación de las células malignas que salieron la primera vez. Gracias a Dios y a sus intermediarios. Gracias por su oración también, solo le quise compartir esta alegre noticia. Ella es Erika Ferreira. Gracias nuevamente”, escribió @sarahfaraj a través de su cuenta en esta red social.

Por su parte, @joshitennis señaló: “Buenas tardes, Sr. Rafael, le quería escribir… hace 8 meses le pedí una guía para quedar embarazado con mi esposa, y me dio la Coronilla de San Miguel, hoy tenemos 7 meses y le quería dar las gracias a usted, a los ángeles y a Dios”.

El poder de la oración

Rafa Núñez está consciente, en cuenta y reconoce que hay personas incrédulas, personas escépticas que no creen en el poder sanador de la oración, por lo que aprovechó la oportunidad para explicarles o expresarles que esta crea un escudo protector impresionante, “como el Salmo 91 que dice … con tus alas te cubrirá, caerán mil a tu izquierda, diez mil a tu derecha, pero a ti no te llegarán”. Agrega que las personas que sí creen siempre dicen que la oración cambia poderosamente sus vidas. “A mí me pasaba de todo, ya no me pasa. Es como esa fe de que Dios está contigo y quién contra Dios”, es lo que más le comentan.

También se refiere a los sentimientos negativos o emociones perturbadoras que afectan el cuerpo, alma y mente de algunas personas. “Estás enganchado a eso, y quedan en tu memoria, es una sensación de querer volverlo a vivir y por eso la palabra resentimiento, re (otra vez), sentimiento (sentir) y no sanas la raíz de amargura, la causa. Para ellos, recomienda:

  • Orar
  • Practicar el perdón
  • Ser agradecidos

Rafael Núñez Aponte enfatiza, además, que hay sentimientos perversos y maliciosos que pueden venir de quejas, inconformidades, es lo antónimo al agradecimiento. “Hay personas que son atormentadas por demonios y piensan que son ellos, ¿qué quiere decir eso?, que el mal se infiltra en la mente y sugiere ideas negativas, pensamientos, y las personas como no tienen el completo discernimiento de ello, piensan generalmente que es su propia voz … y es la voz del mal. En estos casos ¿cómo quitas esa voz de tu cabeza?

  • Rezando, orando
  • Haciendo el Santo Rosario.

Hablemos con los ángeles

Dice que hablar con los ángeles es como hacerlo con un amigo, lo define como un diálogo de amor. “Ángel de la Guarda, dulce compañía, quiero que me protejas hoy, quiero que todo me salga bien. Ayúdame con esta situación, o por ejemplo, Arcángel Miguel protégeme en este viaje que voy a realizar, protégeme en esta reunión que voy a tener, llévate mis miedos, mis temores. También puedes expresar, Arcángel Rafael, sáname la vista, sáname este dolor que tengo en la columna, sáname mientras duermo, sana a mi mamá, sana a mi papá. Arcángel Gabriel, ayúdame a tener hijos”, finaliza, acentuando que la oración nos conecta con los ángeles y a Dios.

El Sumario

Con información de Sanando con los ángeles y conversación con Rafael Núñez

Artículo anteriorÉsta sería la condición de Will Smith para volver a DC
Artículo siguienteGobierno de Venezuela apoya una distribución equitativa de vacunas contra el Covid-19