Además del tributo presidido por Hollande, los franceses adornaron sus casas con la bandera nacional para recordar a las víctimas de los atentados

Este viernes, Francia rindió un sentido homenaje a las 130 víctimas mortales de los atentados del 13 de noviembre en París, en una ceremonia realizada en el Palacio Nacional Les Invalides. Más de mil invitados viajaron a la capital francesa para estar presentes en el acto, incluidos muchos de los familiares de los fallecidos.

El acto fue conducido por el presidente francés François Hollande, quien pronunció un discurso muy emotivo dedicado al país, a las víctimas y a sus familiares.

Las banderas francesas inundaron los edificios de las principales ciudades del país, después de que Hollande pidiera a los ciudadanos sacar el tricolor a las ventanas, para mostrar su recuerdo a las víctimas de los atentados. Ese llamado tuvo una respuesta masiva, y prácticamente se agotaron las existencias de banderas francesas.

Durante el acto, se recordaron los nombres y las edades de todas las víctimas. La inmensa mayoría no pasaba de los 35. En una pantalla gigante se veían las fotografías de las víctimas de los atentados. Mientras tanto, se realizaban actuaciones musicales. Una de ellas fue una canción a varias voces, titulada Quand on a que l’amour, de Jacques Brel.

Para cerrar el acto, el coro del Ejército cantó la Marsellesa completa. “Nosotros seguiremos celebrando el amor a la vida“, recalcó Hollande durante el emotivo homenaje.

EC

Con información de agencias.

Fotografía destacada REUTERS/Christian Hartmann.

El presidente Hollande dirigió la ceremonia en homenaje a los caídos (REUTERS/Philippe Wojazer).
El presidente Hollande dirigió la ceremonia en homenaje a los caídos (REUTERS/Philippe Wojazer).