Se usa en personas cuando algunas de sus características se vuelven tan marcadas

El Sumario – La palabra viene del latín “antonomasia”que significa “nombrar diferente” o “cambiar el nombre”. Según la RAE, es la añadidura de un calificativo a un sustantivo, que lo hace más reconocido o que determina su función en el mundo. Ejemplo: “Pedro, el albañil” .

Cuando una cualidad o característica determina de forma potente a una persona, ciudad o cosa, se puede volver parte de su nombre, para volverlo más fácil de recordar y reconocer. Una expresión coloquial se adhiere de manera permanente al nombre.

Y esto no se aplica solamente a las cualidades que caracterizan al sujeto en cuestión, también se utiliza el recurso literario para las palabras que tienen un sentido pre-asignado por costumbre.

Se usa en personas cuando algunas de sus características se vuelven tan marcadas en su personalidad que resaltan incluso más que su nombre. Por ejemplo:

“El Papa viajero”: Así se le conoció a Juan Pablo II quien sustituyó su nombre por su cargo y característica.

Lee también: Conoce a Edward Bach, el padre de la homeopatía

Gabriel Velásquez

Con información de Culturizando