Esta alta tecnología han sido concebidas por el Comisariado de la Energía Atómica (CEA) a petición del Gobierno francés

El Sumario – Los organizadores de la 103 edición del Tour de Francia utilizarán cámaras térmicas para detectar la presencia de motores en las bicicletas, confirmó hoy el secretario francés de Deporte, Thierry Braillard.

“Queremos preservar el alma del Tour”, indicó el pasado lunes el director de la carrera, Christian Prudhomme, en una conferencia de prensa en París en la que se presentó este nuevo mecanismo contra el fraude tecnológico.

El director de investigación del CEA, Vincent Berger, explicó que esa cámara evalúa la diferente densidad de los materiales en función de sus propiedades térmicas. El aparato es portátil y su operador podrá encontrarse a bordo de una moto o situarse al lado de la carretera.

El primer caso de fraude tecnológico se dio el pasado 30 de enero en la carrera sub-23 de los Mundiales de ciclocross en Heusden-Zolder (Bélgica).

Cuatro meses después, la Comisión de Disciplina de la Unión Ciclista Internacional (UCI) decidió imponer una sanción de seis años de suspensión a la corredora, la belga Femke Van den Driessche, tras ser acusada de utilizar una bicicleta trucada con un motor.

Este próximo Tour de Francia comenzará el 2 de julio en el Mont-Saint-Michel y cede a la montaña el mayor protagonismo, aunque matizado por dos exigentes contrarrelojes que devuelven cierto equilibrio a la prueba, que finalizará el 24 de ese mes.

María Cordero

Con información de Agencias