Maria Ressa
Maria Ressa y Dimitri Muratov fueron laureados por su trabajo "en un mundo en el que la democracia y la libertad de prensa se enfrentan a condiciones adversas"

El Sumario – Un tribunal de apelaciones de Filipinas aprobó este martes 7 de diciembre la moción presentada por la periodista Maria Ressa para poder viajar a Oslo, en Noruega, y recibir personalmente el premio Nobel de la Paz que le fue concedido este año junto al periodista ruso Dimitri Muratov.

La corte dio el “sí” definitivo a Ressa, que podrá permanecer fuera de la nación entre el 8 y el 13 de diciembre aunque tendrá que informar en todo momento a las autoridades y mostrar pruebas de su regreso al país.

Según informó el diario The Philippine Star, el aval de la Justicia filipina llega después de que la Fiscalía no presentara objeción alguna en el plazo establecido para ello.

Ressa y Muratov fueron laureados por su trabajo «en un mundo en el que la democracia y la libertad de prensa se enfrentan a condiciones adversas«, tal y como señaló el Comité Noruego al nombrar a los premiados.

Por su parte, la Justicia filipina había autorizado la semana pasada a Ressa a viajar a Oslo, únicamente con el objetivo de «asistir a la ceremonia y recoger el premio». El Gobierno de Rodrigo Duterte se opuso a ese viaje, alegando que las críticas de la periodista al sistema judicial hacían temer que pudiese fugarse», reseñó el medio de noticias Rappler, que fue fundado por la propia Ressa.

Ressa, la primera persona de Filipinas que recibe un premio Nobel de la Paz, está en libertad provisional mientras se examinan los recursos a su condena por «ciberdifamación«, dictada en junio de 2020. Si su apelación no prospera, deberá cumplir una condena de seis años de cárcel.

Quizás sea de su interés: Congreso chileno decidirá sobre matrimonio igualitario

María Gabriela Moncada

Con información de agencias de noticias, medios filipinos y redes sociales

Artículo anteriorSinovac prevé tener nueva versión de su vacuna en tres meses
Artículo siguienteAnsu Fati no llega a la «final» del Barça contra el Bayern