El chef Robin Fajardo recorrió varios caminos hasta materializar su bar-galería llamado Vale Bar

El Sumario – Las historias llenas de éxito tienen en su recorrido muchos tropiezos, fracasos y cambios de rumbo, un empleo de ello es la vida del chef venezolano Robin Fajardo quien hoy es el orgulloso dueño del bar-galería Vale Bar en la Gran Vía de Madrid.

De Ingeniero en Sistemas en Caracas, pasando por ser cocinero en Miami, chef en Brasil y de asistente de cocina en Madrid, Fajardo no se rindió nunca y siempre llevó la esperanza y optimismo como bandera. “Un error en realidad no es más nada que un “Epa! por ahí no” Y listo”, asegura.

“Estudié Ingeniería en Sistemas, pero desde pequeño amaba cocinar. En Caracas a mi las cosas no me iban mal, pero el país iba a menos y menos. Un día me arriesgué, le dije a mi madre que vendíamos y me lancé a Miami a cocinar. Fue duro, empecé de cero. Esa fue la primera vez que me tocó darle desde abajo, la primera de varias, aunque yo aún no lo sabía. De pela papas, de asistente, de lo que fuera. Yo hubiera agarrado cualquier cosa. En la vida hay que luchar, si luchas las cosas se dan”.

Años de trabajo lograron materializar su local el cual une, a través del estilo culinario, las ciudades donde ha hecho vida (Brasil, Miami y Venezuela) siendo la estrella del lugar, sin duda, la arepa.

“Yo no iba a hacer un bar y no poner mi arepa. ¡No juegue chico, sería una locura! Que nunca nunca falte la arepa” dice el chef.

Alejandra Watts

Con información de X-cellence.