Imagen-referencial-ESET-Ciberseguridad-en-el-futbol-que-riesgos-enfrentan-los-clubes
ESET analiza de qué manera el cibercrimen puede sacar provecho de una industria que mueve millones y cuál puede ser el impacto para las entidades deportivas (Imagen referencial suministrada por ESET Latinoamérica y Comstat Rowland)

El Sumario – Así como supo abrirse camino en diversas industrias, la tecnología también logró convertirse en una herramienta fundamental para los clubes de fútbol: desde mejorar el scouting de jugadores, obtener información sobre el rendimiento de sus planteles hasta ofrecer experiencias distintivas y únicas a sus fanáticos. Pero lo cierto es que esto los puso en el foco del cibercrimen, el cual busca aprovechar este escenario para obtener data sensible y crítica de las instituciones deportivas y obtener algún redito económico. ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, analiza qué incidencia tiene la tecnología actualmente en los clubes de fútbol, a qué riesgos están expuestos y cuáles pueden ser las consecuencias de un ataque a sus infraestructuras.

La tecnología fue ganando terreno en el ámbito futbolístico, tanto dentro como fuera del campo de juego. Por ejemplo, en el arbitraje la utilización del VAR permite revisar decisiones con el objetivo de minimizar el error y las injusticias; o en el scouting de futbolistas la tecnología les permite un análisis bien exhaustivo de jugadores para identificar a aquellos talentos que se ajustan a los objetivos del equipo.

Asimismo, los clubes confían cada vez más en la tecnología de punta para el análisis táctico, manejando datos e informaciones que en su conjunto ofrecen una visión profunda del rendimiento de atletas, las estrategias de los rivales y la planificación estratégica. Asimismo, hay futbolistas que llevan rastreadores GPS, pulsómetros y cualquier otro tipo de dispositivo destinados a medir su rendimiento y condición física e información en tiempo real sobre sus movimientos, la carga de trabajo y los niveles de forma física.

Por otro lado, las instituciones están aprovechando de manera significativa las bondades de la tecnología para ofrecer a sus aficionados y aficionadas, distintos servicios extras mediante aplicaciones móviles, realidad virtual y hasta realidad aumentada, con contenidos exclusivos y experiencias inmersivas.

La introducción de la tecnología al ámbito futbolístico igualmente cuenta con otras características que abrieron la puerta a diversos riesgos de ciberseguridad. Los datos personales son el nuevo petróleo para los cibercriminales y los clubes de fútbol se convirtieron en un objetivo muy tentador por la gran cantidad de información confidencial que manejan en sistemas, informes, análisis, estrategias y hasta data sensible de jugadores. “Hoy el deporte se encuentra en el foco, con el riesgo concreto de una posible exposición de datos confidenciales como contratos, registros médicos y hasta información de sus propios simpatizantes. Los ciberdelincuentes podrían obtener el acceso a cuentas y transacciones financieras, pudiendo provocar pérdidas económicas considerables. También podrían ser víctimas de ataques de ransomware que provoquen interrupciones en la operativa del club o un ataque distribuido de denegación de servicio (DDoS) que permita la caída de sitios web, lo que podría llevar a la interrupción de por ejemplo la venta de entradas, la transmisión de los partidos y cualquier otro tipo de servicio digital” advierte Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Los casos de clubes que se han visto afectados

Un ejemplo paradigmático de cómo los clubes están en el foco de los cibercriminales es el que protagonizó el Manchester United a finales del año 2020. El propio equipo inglés emitió un comunicado confirmando el hecho, y más allá del impacto que tuvo el ataque, afirmó que “todos los sistemas críticos necesarios para que los partidos se celebren en Old Trafford siguen siendo seguros y operativos”. Pero no fue el único caso: su archirrival, el Manchester City también fue víctima de una filtración de datos, puntualmente de su base de datos de scouting mundial, durante el año 2013.

Otro caso reciente fue el protagonizado por la Real Sociedad. El 18 de octubre de 2023, el club de fútbol español con sede en San Sebastián, confirmó haber sido víctima de un ciberataque mediante un escueto comunicado. El incidente afectó servidores que almacenaban datos sensibles como nombres, apellidos, direcciones postales, casillas de correo electrónico, números de teléfono y hasta cuentas bancarias de sus abonados y accionistas. Ante esta situación, sugirió a los afectados y afectadas que revisaran sus cuentas, por si se produjeron movimientos extraños.

El Paris Saint Germain también fue víctima de un ciberataque en abril del presente año. En el caso del equipo parisino, el ataque afectó principalmente a su sitio web y al sistema de venta de entradas para los partidos. El club se contactó de manera inmediata con las personas de su base de datos con el objetivo de informarles sobre el incidente y para confirmar que no hubo mayores consecuencias.

Según ESET, para un club de fútbol, las repercusiones o secuelas de ser víctima de un ataque pueden ser varias y muy peligrosas

  • Desde el daño a la reputación del club, hasta la pérdida de la confianza que puede derivar en la no concreción de acuerdos de patrocinio.
  • También puede haber pérdidas financieras directas: desde el pago de rescate si fue infectado con ransomware, al impacto económico que puede representar la restauración de los sistemas después de sufrir un ataque, o la imposibilidad de vender entradas y coordinar partidos.
  • Además, puede haber represalias legales, ya que una filtración o violación de datos personales daría lugar a importantes multas o demandas por parte de afectados.
  • En el plano futbolístico, representaría un daño deportivo muy grave y relevante el hecho de que se filtren tácticas, estrategias, informes de scouting de jugadores o datos sensibles vinculados al rendimiento de cada integrante del plantel.

“Así como en otras industrias, la integración de la tecnología con el fútbol produjo transformaciones más que positivas, las cuales impactaron no solo sobre el terreno de juego, sino en dinámicas de las estrategias de gestión, el rendimiento de los jugadores y hasta en la experiencia de los aficionados. Ante este novedoso panorama, los clubes que ponen en práctica estas innovaciones también deben prestar atención a los desafíos vinculados a la ciberseguridad. Tener a la seguridad de su información y sistemas como prioridad es tan clave como fichar al jugador de moda en el mercado de pases”, agrega y concluye Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

Coordenadas de contacto con ESET: https://www.eset.com/ve/. También sus redes sociales: Instagram (@esetla) y Facebook: (ESET).

Por otro lado, ESET invita a conocer Conexión Segura, su podcast para saber qué está ocurriendo en el mundo de la seguridad informática. Para escucharlo ingrese a: https://open.spotify.com/show/0Q32tisjNy7eCYwUNHphcw

El Sumario

Con información de ESET Latinoamérica y Comstat Rowland

Visita nuestro canal de noticias en Google News y síguenos para obtener información precisa, interesante y estar al día con todo. También en Twitter e Instagram puedes conocer diariamente nuestros contenidos