Perros
Ana Cristina Martínez, bombera de oficio, asegura que sus cuatro perros la salvaron de morir aplastada por una avanlancha de lodo (Fuente de imagen referencial: Pexels)

El Sumario – Una mujer del departamento colombiano del Cauca se salvó de morir por una avalancha de lodo gracias a sus cuatro perros.

El hecho ocurrió en el municipio Rosas y dejó más de 700 damnificados en los cinco caseríos que arrasó: Santa Clara, La Soledad, Chontaduro, La Manguita y Párraga Viejo.

Ana Cristina Martínez, bombera de oficio, asegura que sus cuatro perros la salvaron de morir aplastada en la madrugada del lunes pasado.

Días antes de la tragedia, Ana Cristina envió mensajes a sus vecinos avisando que algo raro sucedía en la localidad. Notó que los riachuelos que pasaban por el sector se habían secado de un momento a otro y la tierra se fracturaba poco a poco.

Pese a dar la señal de alarma, ella omitió los primeros esfuerzos de evacuación y se quedó en su casa junto a su marido para intentar recuperar algunas pertenencias.

«Esa madrugada, como hacia las 2:30, nos despertó el estruendo de una finca cayéndose. Ahí supimos que había comenzado el derrumbe y lo único que nos quedó fue salir a correr», dijo la mujer a la agencia EFE.

«Todo se caía en pedazos, no había energía y la tierra temblaba mucho. En medio de nuestra huida me caí a un barranco de 10 metros de profundidad y mis perros no dudaron en ir a rescatarme, sentía cómo me halaban la blusa con sus trompas para que me pusiera de pie, porque la tierra se me iba a venir encima a matarme», agrega Ana Cristina.

Mis perros «son una bendición»

Con un gran esfuerzo debido a las lesiones que le provocó la caída, la mujer logró pararse mientras su esposo, Mauricio Zúñiga, intentó buscar una salida que les permitiera llegar a un lugar seguro.

Cuando buscaban una vía de escape, los cuatro perros – Malú, Bosco, Guardián y Tigre– se les adelantaron y los guiaron hasta un cerro donde pudieron resguardarse.

«Cuando subíamos buscando refugio escuchábamos la tierra crujir. Las casas de nuestros vecinos ya estaban desocupadas y se escuchaban caer, era una escena aterradora, como un apocalipsis», dice Ana Cristina.

A la mañana siguiente, cuando el sol salió pudieron ver la magnitud de la tragedia: decenas de casas habían sido arrasadas.

«Nos rescataron hacia las 7:30 de la mañana y los perritos lograron salir con nosotros. Sin ellos la historia habría sido diferente, no estaríamos vivos», puntualiza la mujer.

Ana Cristina y su esposo recibieron atención médica en el hospital de Rosas, donde estuvieron acompañados de sus perros.

Luego, fueron trasladados, junto a sus perros, al albergue del colegio Santa Teresita.

“Mis animales son una bendición, me salvaron la vida, y si me dicen que ellos tienen que salir del albergue, pues me salgo con ellos. Prefiero irme yo de cualquier lugar antes que dejarlos tirados”, concluye Ana Cristina.

De interés: Multan a joven por lanzar huevos al rey Carlos III

Iván Sandoval

Con información de medios internacionales

Visita nuestro canal de noticias en Google News y síguenos para obtener información precisa, interesante y estar al día con todo. También en Twitter e Instagram puedes conocer diariamente nuestros contenidos

Artículo anteriorFIFA sanciona a Argentina por festejos en la final
Artículo siguienteBancamiga diciembre 2022