El receptor venezolano apoyó a Jake Arrieta en la sexta hazala de lo que va de campaña

Este domingo, los Cachorros de Chicago se impusieron 2-0 ante los Dodgers de Los Ángeles en un juego sin imparables ni carreras.

La hazaña fue concretada por Jake Arrieta, que desde la lomita envió sus más duros lanzamientos al venezolano Miguel Motero.

Montero se fue de 4-2 y recibió su segundo juego de “no hitter”, pues antes había trabajado en el de Edwin Jackson con Arizona.

Es así como el catcher se unió este domingo a Jesús Sucre y Wilson Ramos en la lista de criollos que han sido receptores en juegos sin hit ni carreras de la temporada actual.

EC

Con información de agencias.