antibomba
Espinaca

El SumarioCientíficos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en EE.UU., descubrieron  la manera de transformar la planta  en un detector de bombas. Al incrustar unos diminutos tubos en las hojas de las espinacas, lograron que éstas fueran capaces de detectar sustancias químicas.

Bluetooth antibombas

Pero además estas “plantas nanobiónicas” (así las llamaron los científicos) pueden enviar información en tiempo real de forma inalámbrica a equipos manuales, Cuando la planta detecta componentes químicos de explosivos en el agua subterránea que llega hasta ella, los nanotubos de carbono emiten una señal fluorescente casi infrarroja.

Los investigadores afirmaron que la plantas nanobiónicas puede interpretar la señal gracias a una pequeña cámara de infrarrojos que va conectada a una minicomputadora Raspberry Pi (teléfono inteligente, si eliminamos el filtro infrarrojo que tienen la mayoría de ellos).

 

José Luis Chacoa

Con información de Computer hoy