Francia
La selección francesa tendrá que sortear maldiciones y lesiones para levantar la Copa del Mundo (Foto: AP/Archivo)

El Sumario / Delantero centro Francia llega a Qatar como una de las principales selecciones para quedarse con la Copa del Mundo 2022, luego de ganar el Mundial de Rusia 2018, la última edición de la UEFA Nations League y por gozar de un extraordinario plantel.

Kylian Mbappé, delantero del París Saint-Germain (PSG), lidera la lista de convocados por el seleccionador Didier Deschamps.

Sin embargo, la selección francesa tendrá que sortear diversos obstáculos, maldiciones y lesiones para poder levantar el anhelado trofeo por segundo Mundial consecutivo la noche del 18 de diciembre.

La «maldición» del campeón

Si bien en teoría Australia, Dinamarca y Túnez no parecen un mayor reto, el equipo «blue» inicialmente debe romper con el «maleficio» que pesa sobre los últimos cuatro campeones defensores que quedaron eliminados en la primera fase: Francia (2002), Italia (2010), España (2014) y Alemania (2018). Ya en el pasado, «La Azzurra» (1950) y Brasil (1966) padecieron también de ese mal.

Después de ganar la Copa del Mundo en casa en 1998, venciendo en la final a una selección de Brasil que contó con un diezmado Ronaldo, que sufrió de convulsiones en la previa del partido, Francia dio una pobre imagen en Corea y Japón al no lograr superar la primera instancia.

Aunque Zinedine Zidane comandaba ese plantel, el conjunto «galo» apenas logró un punto en el primer Mundial compartido y en suelo asiático, luego de perder (0-1) contra Senegal, empatar con Uruguay (0-0) y volver a caer ante Dinamarca (2-0).

No obstante, el actual equipo francés no pareciera sufrir de ese fantasma del 2002 e incluso ya no cuenta con Raymond Domenech, el peculiar seleccionador que se guiaba por la astrología.

Bicampeones en blanco y negro

A pesar de que en el fútbol y más en el moderno o actual parece una utopía (un sueño ideal) consagrarse bicampeón, la Italia de la década del 30 (1934 y 1938) y la Brasil de Pelé (1958 y 1962) lograron ganar dos Copas del Mundo de forma sucesiva.

El recordado delantero Giuseppe Meazza dirigió a «La Nazionale» a la conquista del Mundial en Italia y Francia.

Por su parte, un chico, que llegó con lo justo a la máxima cita del balompié por un problema en una de sus rodillas, llamado Edson Arantes do Nascimento, de 17 años, se consagró como la gran figura en Suecia.

Pelé anotó seis goles en aquel Mundial para eclipsar todas las miradas. Ya en Chile 62, solo sumó un tanto debido a una lesión que lo mantuvo alejado de la cancha después del segundo partido.

Las conquista de Italia y Francia, además de que resultar cosa del siglo pasado (XX), se presentaron en una época donde la mayoría de las personas seguían las incidencias por radio.

Si bien en 1954 se transmitió por televisión el primer Mundial, Pelé logró alcanzar la fama en blanco y negro hasta que en 1970 llegó el color a la pantalla chica.

Por tal motivo, Francia tiene la oportunidad de convertirse en el primer bicampeón del Siglo XXI y en plena era de la inmediatez gracias a las redes sociales.

Ausentes en Francia

Francia tendrá que reponerse de las ausencias de Presnel Kimpembe (tendón de Aquiles), N’Golo Kanté (isquiotibiales), Paul Pogba (menisco de la pierna derecha) y la más reciente de Christopher Nkunku (esguince en la rodilla izquierda) para soñar con la tercera estrella en su uniforme.

Kimpembe, Kanté y Pogba fueron claves en la escuadra de Deschamps en Rusia 2018. Sin querer desmeritar el trabajo del central del PSG, la pérdida de los centrocampistas representan un duro golpe para las aspiraciones francesas, ya que manejaban los hilos de la selección tanto en defensa como en ataque.

No obstante, Karim Benzema, reciente ganador del Balón de Oro, será la gran baja tanto de Francia como del Mundial en suelo qatarí.

Además de los mencionados, Raphael Varane se encuentra entre «algodones». El defensor central padece de un problema en su muslo derecho.

Rivales a vencer

Además de tener que vencer a Australia, Dinamarca y Túnez en la fase de grupos, Francia podría tener un hipotético cruce, dependiendo de los resultados, con Argentina en los octavos de final.

Francia y Argentina vienen de medirse en los octavos de final Rusia 2018. Mbappé acaparó todas las miradas de ese encuentro, que ganó la selección francesa 4-3, tras lograr un penal y marcar un extraordinario gol en una impresionante carrera para inclinar la balanza.

Gerardo ContrerasDe superar ese supuesto escollo y vencer a las otras potencias, la selección «gala» podría ganar su tercera Copa del Mundo, pero solo el tiempo nos dirá si todo fue producto de una utopía.

 

Gerardo Contreras / El Sumario

 

Le puede interesar: Trina Acevedo: El Mundial de las Prohibiciones

Artículo anteriorGrealish cumple promesa a niño con parálisis cerebral
Artículo siguienteMiss Venezuela 2022 se halla bajo la sombra del fraude