El Sumario – Desde deportistas hasta personas comunes escogen la música como compañera ideal al momento de ejercitarse.

“La música tiene un efecto motivante. Hay personas que lo necesitan, que el ritmo los ayuda a moverse”, explicó a Infobae Claudia Lescano, licenciada en alto rendimiento y preparadora física.

Según Infobae, quienes practican Crossfit escuchan ritmos más intensos, como el rock pesado, al igual que las personas que realizan ejercicios de musculatura, aunque en menor medida.

“Es común escuchar en los gimnasios música pop y trance, porque tienen una base musical que naturalmente hace que nos movamos, aun cuando no seamos fanáticos de esos géneros”, comentó a Infobae Lorena Martin, creadora de sistemas de entrenamiento.

Eloísa Oramas

Con información de Infobae.

Fotografía GettyImages.