El Sumario – El calentamiento global y sus efectos inmediatos hacen que cada vez desaparezcan de sus hábitats el doble de especies que habitan en el océano, en comparación a la cantidad que vive sobre tierra firme.

Un estudio publicado por la revista “Nature”, explicó que la mayor vulnerabilidad de las criaturas marinas puede afectar significativamente a las comunidades humanas que dependen de los peces y los mariscos para la alimentación y la actividad económica.

Te puede interesar: Capturan un pejelagarto de 77 kilos en EE.UU.

la investigación comparó la sensibilidad de las especies marinas y terrestres de sangre fría al calentamiento y su capacidad para refugiarse del calor mientras se mantienen en sus hábitats normales.

Los autores analizaron investigaciones mundiales sobre casi 400 especies, desde lagartijas y peces hasta arañas. Asimismo, calcularon las condiciones de seguridad para 88 especies marinas y 294 terrestres, así como las temperaturas más frescas disponibles para cada especie durante las partes más calurosas del año.

Los investigadores encontraron que las especies marinas tienen, en promedio, más probabilidades de vivir al borde de temperaturas peligrosamente altas. Además, muchos animales terrestres pueden esconderse del calor en bosques, áreas sombreadas o subterráneas, un lujo que no está abierto a muchos animales marinos.

Angélica Rodríguez

Con información de dpa