El Sumario – Científicos que trabajan para salvar de la extinción a los rinocerontes blancos del norte, especie de la que solo quedan en el mundo dos hembras (Najin y Fatu), anunciaron que lograron reproducir otro embrión. Éste se une a los dos que ya habían desarrollado el pasado septiembre de dos óvulos fecundados in vitro.

“El equipo repitió el procedimiento de extracción de óvulos a las hembras el 17 de diciembre de 2019 y fue capaz de crear un nuevo embrión en Navidades”, explicó en un comunicado el equipo de organizaciones y científicos que trabajan en este proyecto.

Tras la muerte del último rinoceronte blanco del norte macho del mundo, Sudán, en marzo de 2018 en la reserva keniana de Ol Pejeta, la especie se consideraba extinta por solo quedar las dos hembras que viven en Kenia.

Sin embargo, el pasado 23 de agosto, un equipo de científicos y veterinarios consiguieron extraer por primera vez en la historia un total de 10 óvulos inmaduros, que fueron enviados a los laboratorios Avantea en Cremona, en el norte de Italia.

Se trató de los primeros embriones de este tipo, fecundados in vitro en un laboratorio italiano, y un “importante avance” en el intento de salvar a esta especie de la extinción. Este mismo proceso se repitió ahora con la extracción de otros tres óvulos de Najin y seis de Fatu.

Ahora, uno de los óvulos fecundados de Fatu que consiguió desarrollar un embrión viable, será también conservado en nitrógeno líquido a la espera de poder ser implantados en una madre subrogada.

Con la esperanza de que su hábitat natural estimulara la procreación, Najin y Fatu, los dos últimos ejemplares de rinoceronte blanco del norte que quedan en el mundo, fueron trasladadas a Kenia desde la República Checa en 2009 junto a dos machos, Suni (fallecido en 2014) y Sudán, que fue sacrificado en marzo de 2018, tras agravarse significativamente las dolencias que sufría.

Quizás sea de su interés: Spotify lanzó las listas de reproducción para mascotas

Gabriela Morales

Con información de medios