Científicos ingleses descubrieron que los grandes cambios en la vida permiten dejar atrás malos hábitos para darle paso a unos nuevos y mejores

Psicólogos de la Universidad de Bath, Inglaterra, publicaron en la revista Journal of Environmental Psychology, que los grandes cambios de vida -tales como mudarnos de casa o cambiar de trabajo- podrían ayudarnos a eliminar malos hábitos.

Los científicos analizaron el comportamiento de 800 habitantes de Peterborough, ciudad ubicada en el condado de Cambridgeshire, con el objetivo de determinar si serían capaces de cambiar hábitos vinculados al consumo de energía y reciclaje. De los participantes, 400 acababan de mudarse a una nueva casa.

A todos les dieron una bolsa de compras reutilizable con diferentes elementos: un lavaplatos ecológico, semillas de hortalizas y flores, un horario de autobús y un temporizador de ducha. Además, proporcionaron información sobre cómo los objetos ayudan a la ecología del planeta, así como a su bolsillo pues les permitirían ahorrar dinero.

El experimento reveló que quienes recién se habían mudado de casa adoptaron estos nuevos elementos con mayor rapidez, por lo que se concluyó que en situaciones similares resulta más fácil eliminar malos hábitos y, por ejemplo, dejar de fumar.

Las transiciones de la vida, como el cambio de casa o de trabajo, representan una oportunidad real para influir en las elecciones que hace la gente. A menudo cuando un cambio significativo está por venir (…) la gente tiende a estar más abierta a nuevas ideas e información”, concluye Bas Verplanken, profesor de la Universidad de Bath.

Amanda Gómez

Con información de Zócalo.

Fotografía Gettyimages.