Microsoft
Microsoft probó ChatGPT para darle varias instrucciones a un robot, como apilar una serie de bloques o manejar un dron (Fuente de imagen referencial: Unsplash)

El Sumario – El gigante tecnológico Microsoft anunció esta semana que está investigando un nuevo modelo para que los seres humanos puedan interactuar con robots, utilizando la tecnología de Inteligencia Artificial (IA) ChatGPT en estas máquinas.

ChatGPT, desarrollado por OpenAI, es un ‘chatbot’ entrenador para mantener una conversación en texto que se basa en el modelo de lenguaje GPT 3.5 y tiene capacidad para generar y enlazar ideas, así como para recordar conversaciones.

Microsoft ha integrado esta tecnología en el último mes en sus diferentes servicios, comenzando por Azure OpenAI Service hasta llegar a su motor de búsqueda Bing y su navegador Edge.

Ahora, el fabricante tecnológico está probando esta tecnología en robots, con el fin de “hacer posibles las interacciones naturales” con humanos.

“Nuestro objetivo con esta investigación es ver si ChatGPT puede pensar más allá del texto y razonar sobre el mundo físico para ayudar con las tareas de robótica”, informó Microsoft en un comunicado, donde detalló que busca «ayudar a las personas a interactuar con los robots más fácilmente, sin necesidad de aprender lenguajes de programación complejos ni detalles sobre sistemas robóticos”.

Microsoft reconoce que ChatGPT tiene capacidad de realizar tareas por sí mismo, aunque advirtió que está desarrollando una serie de principios de diseño que se pueden utilizar para guiar los modelos de lenguaje hacia la resolución de tareas de robótica.

El gigante tecnológico compartió una serie de experimentos para mostrar cuáles son las acciones a las que pueden responder los robots utilizando el modelo de ChatGPT.

Una de ellas fue describirle los pasos para controlar un dron real. El robot fue capaz de escribir estructuras de código complejas, como un patrón en zigzag para visualizar las baldas de una estantería.

También se probó un escenario de manipulación con un brazo robótico. Luego de analizar las instrucciones, ChatGPT supo encadenar una serie de habilidades aprendidas para apilar bloques de madera, lo que muestra la potencialidad de la robótica para tareas de construcción.

Los desarrolladores a cargo del proyecto también instruyeron a estos robots a encontrar objetos mediante funciones de detección. Finalmente, realizaron experimentos para evaluar si ChatGPT puede decidir dónde dirigir a la máquina en función de lo que debería buscar.

 Lee también: Instagram dejará de utilizar Google para recuperar chats

Víctor De Abreu

Con información de El Espectador y medios internacionales

Visita nuestro canal de noticias en Google News y síguenos para obtener información precisa, interesante y estar al día con todo. También en Twitter e Instagram puedes conocer diariamente nuestros contenidos