Las elecciones municipales del 12 de diciembre en ese país, son las primeras de la historia abiertas a las mujeres como electoras y candidatas

Por primera vez, las mujeres participan como candidatas en una campaña electoral en Arabia Saudita, un país ultraconservador del Golfo donde siguen sometidas a numerosas restricciones civiles y políticas.

El desafío es inmenso en este reino que aplica una versión rigurosa del Islam. Arabia Saudita no tiene ni una sola ministra y es el único país del mundo en donde las mujeres no tienen derecho a conducir.

Es por ello que estos comicios son una gran oportunidad. Este proceso electoral “nos dará confianza, ya que si queremos desarrollar o reformar nuestro país, debemos poner a mujeres en todos los niveles de decisión“, afirmó Nasima al-Sadah, candidata en Qatif.

El Rey Abdalá desarrolló durante su reinado de diez años (2005-2015) un tímido proceso de apertura. Luego de organizar las primeras elecciones municipales, Abdalá otorgó en 2011 a las mujeres el derecho de voto y de elegibilidad. Dos años después, nombró a mujeres al Majles al Shura, un consejo consultivo.

En total, 900 mujeres figuran entre los 7 mil candidatos que compiten por 284 consejos municipales, según cifras de la comisión electoral. Pero solo 130 mil 600 mujeres se han inscrito en las listas electorales frente a más de 1,35 millones de hombres, sobre una población de 21 millones de habitantes.

“Fue muy difícil inscribirme y tuve que ir varias veces para que mi nombre fuera inscrito”, afirma Sahar Hasan Nasief, una candidata de Yedá. Aún así, esta profesora de universidad jubilada estima que esta es “una de las primeras etapas en favor de los derechos a las mujeres” y cuenta que incluso su madre, de 95 años, se inscribió para votar.

EC

Con información de agencias.