El Sumario – La réplica del casco antiguo de la ciudad alemana de Hannover es una gran atracción turística en la ciudad china de Changde.

Si bien las copias de edificios europeos desde la parisina Torre Eiffel hasta el londinense Puente de la Torre gozan en China de una gran popularidad. La ciudad de Changde, sin embargo, no tomó como modelo París o Londres, sino que se decantó por Hannover.

Hace tres años inauguró a orillas del río Chuanzi una zona comercial de aproximadamente 450 metros de largo con casas de ladrillo idénticas a las del norte de Alemania, un monumento a Leibniz, una fábrica de café y una cervecería alemana.

Leer también: Pintar vacas como cebras tiene un beneficio sorprendente

Bailan Xia, gerente de la sociedad Changde Centrum, señaló que la calle es un reconocimiento a Hannover y un símbolo de la larga amistad entre las dos ciudades. También comentó que Changde invirtió en el proyecto alrededor de 551 millones de dólares, de los cuales unos 300 millones fueron costes de construcción.

“Muchos proyectos nuevos necesitan tiempo”, señaló Xia y mencionó el ejemplo de los operadores originales de la cervecería que abandonaron la empresa. En su opinión es normal que haya dificultades en la puesta en marcha y haya algunos puestos vacíos, pero el barrio atrae a los paseantes y es un telón de fondo muy popular para hacer fotos de bodas.

Aunque, de momento, no se se produce cerveza en la Pequeña Hannover del Lejano Oriente, el café alemán tiene una gran demanda.

“La planta de torrefacción y la cafetería anexa funcionan sin problemas desde 2016”, afirmó Fabian Berndt, de la fábrica de café Hannoverschen Kaffeemanufaktur. La empresa familiar oriunda de Hannover abrió ahora también cafeterías en otras ciudades chinas.

Con información de dpa.