El Sumario –  La selección venezolana de baloncesto acusó los nervios del primer partido mundialista ante una Polonia que trabajó más el juego ofensivo, estuvo más acertada desde el tiro libre y se llevó un encuentro clave (80-69) para las ambiciones de cara a pasar de fase.

El partido comenzó con un festival de triples del lado venezolano con cinco lanzamientos convertidos de los ocho intentados en el cuarto, incluido uno de Guillent -jugador en Venezuela de los Guaros de Lara– desde 9 metros.

Lee también: Yulimar Rojas obtuvo el segundo lugar en la Diamond League

Colmenares llevó el peso ofensivo del equipo en el primer tiempo, en un parcial en el que la “Vinotinto” dependió excesivamente de los tiros de tres y no fue capaz de encontrar canastas fáciles.

Todo lo contrario a Polonia, más paciente y con un juego más trabajado, buscando el aro desde más cerca.

En el segundo cuarto, se le apagó a Venezuela la llama triplista (63 por ciento de acierto en el primer cuarto) y Polonia marcó distancias en un cuarto en el que el base A.J Slaughter dejó varios destellos entre tiros y asistencias.

El técnico del equipo venezolano, el argentino Fernando Duró, trató de cortar la racha polaca con un tiempo muerto tras un espectacular enceste de Sokolowski tras el fallo en una entrada a aro pasado de Waczynski.

Pero de poco sirvió, la “Vinotinto” no supo desbloquearse ni en defensa ni en ataque.

Gerardo Contreras

Con información de dpa y otras agencias