Kate Moss frente al lente de Paolo Roversi.

“Vogue Like a Painting” es la nueva exposición fotográfica con composiciones imposibles, de épocas en las que no existían las cámaras y colores que estallan como en un lienzo. Esta muestra se presentará a partir de mañana en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.

Las obras podrán visitarse hasta el próximo 12 de octubre y son una recopilación de 62 imágenes de archivo de la revista Vogue realizadas por algunos de los fotógrafos más destacados de las últimas tres décadas, con una clara inspiración pictórica.

A veces la referencia es muy directa, permitiendo emparejar una fotografía con una obra de arte, como “La joven de la perla” de Erwin Blumenfeld, que recrea la pintura homónima del holandés Johannes Vermeer, versionada también para la revista por el fotógrafo Erwin Olaf, aunque de una forma más libre al sustituir el turbante por un gorro de lana.

Sin embargo, en otros casos se trata de una reinterpretación de una obra, como ocurre con la fotografía de Michael Thomson, que desde el 2000 versiona el retrato de Santa Isabel de Portugal que Francisco de Zurbarán pintó en el siglo XVII, poniendo en su lugar a la modelo Carmen Kass.

Otras caras conocidas: Cate Blanchett posa como Isabel I de Inglaterra en una foto de Irving Penn que revisa uno de sus más famosos retratos con un imponente vestido, mientras que Helena Bohnham Carter protagoniza una fotografía en blanco y negro de Peter Lindbergh.

“Queríamos una exposición de fotografía de moda que estuviera a la altura de la pintura”, explicó durante la presentación la comisaria de la muestra, Debra Smith, que se sumergió en los nutridos archivos de la prestigiosa revista en busca de pruebas de esa relación de la fotografía de moda con la pintura.

Su objetivo: detener al espectador. El hilo conductor de la muestra no es más que una especie de ralentización en el mundo tan rápido en que vivimos. Una ralentización que queda plasmada “en la atemporalidad de las modelos, en una especie de lapso mental en el que todo está muy, muy quieto”.

AG

Con información de dpa.

Kate Moss frente al lente de Paolo Roversi.
Kate Moss frente al lente de Paolo Roversi.