El Sumario – La selecciona nacional de baloncesto enfrentó este lunes su segundo compromiso olímpico con la misma garra con la que se titularon campeones de América, esta vez, para hacerle frente al siempre favorito Dream Team. La Vinotinto de las alturas cayó derrotado 113-69 ante los estadounidenses, pero mostró una férrea defensa y un compromiso que dejan claro que no están ahí por casualidad.

En el primer cuarto, los dirigidos por “El Che” García mantuvieron la pelea cerrada, al punto que terminaron empatados 18-18 y pusieron fin a una racha de 17 juegos en donde el Dream Team había sido el mejor del primer tiempo. Un segundo cuarto para el olvido de 30-8 fue determinante para que EE.UU. tomara una ventaja que jamás perdería.

En el tercer tramo el alma volvió a la selección y lograron un tú a tú que finalizó con pizarra de 27-25 gracias a un aguerrido Gregory Echenique, que en múltiples ocasiones se vistió de héroe. Finalmente, la brecha volvió a abrirse en el último cuarto con marca de 38-18.

Venezuela buscó el partido y los resultados fueron una gran exhibición del talento de un quinteto que con poco hace grandes cosas y al cual solo le falta foguearse en ligas de mayor competencia para reforzar ese pundonor tan propio de nuestro país.

Las esperanzas clasificatorias siguen vivas para la selección nacional, cuando aún le restan tres partidos, el primero de ellos ante China este miércoles 10 de agosto, un combinado al que históricamente le hemos podido ganar y con el cual desde un principio se ha planeado obtener el triunfo.

El primer clasificado del grupo recibirá a Venezuela el viernes 12, para finalmente cerrar la fase de grupos ante Australia el domingo 14.

Yelimar Requena

Fotografía REUTERS/Andrej Isakovic.