Defensores de los derechos celebran afuera del edificio de la Corte Suprema en Washington, después que la Corte Suprema emitió la sentencia.

El Tribunal Supremo legalizó el matrimonio homosexual en todo Estados Unidos. La sentencia establece que los estados están obligados a conceder licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo bajo la 14 Enmienda de la Constitución, que garantiza la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

Los jueces del Tribunal Supremo legalizaron el matrimonio entre personas del mismo sexo por un estrecho margen: 5 votaron a favor y 4 en contra. Tras conocerse la decisión, cientos de partidarios de la causa aplaudieron, se abrazaron y estallaron en gritos de júbilo en las escalinatas del Tribunal Supremo.

Antes de este histórico fallo, las parejas del mismo sexo podían casarse en 36 estados y en el Distrito de Columbia, la capital de Estados Unidos. Por su parte, los 14 estados que habían prohibido el matrimonio homosexual deberán permitirlo.

“Hoy hemos dado un gran paso en el camino hacia la igualdad”, escribió el presidente Barack Obama su cuenta de Twitter. “Las parejas de gays y lesbianas ahora tienen derecho a casarse, como cualquier otro ciudadano”, sentenció.

El Tribunal Supremo, el máximo órgano judicial de Estados Unidos, también falló que los estados deben reconocer los certificados de matrimonio expedidos en otros estados.

Esto representa un gran paso para la sociedad estadounidense y, sin duda alguna, tendrá efectos positivos en el resto del mundo.

EC

Con información de dpa y agencias.

Fotografía REUTERS/Jim Bourg.

Defensores de los derechos celebran afuera del edificio de la Corte Suprema en Washington, después que la Corte Suprema emitió la sentencia.
Defensores de los derechos celebran afuera del edificio de la Corte Suprema en Washington, después que la Corte Suprema emitió la sentencia.