Aunque sea difícil de creer el estado psicológico de las personas modifica el sabor que percibimos de distintos productos

El Sumario – Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Granada (UGR) y de la Universidad Católica Argentina, reveló que el sabor de las frutas, bebidas y alimentos varia de acuerdo al estado de ánimo de las personas.

Alimentos como el café, el chocolate, jugos o frutas pueden percibirse más amargos, dulces, salados o ácidos dependiendo de como se sienta la persona al momento de consumirlos.

La investigación destacó que si una persona está en momentos de estrés o preocupación por su peso, la sensación de las comidas será desagradable. Es un hecho comprobado con 59 personas adultas sin problemas de salud.

Los participantes se dividieron en dos grupos: unos que consumían productos amargos constantemente y otros que no. Todos probaron distintos alimentos con esas características bajo estados de ánimo diferentes que se lograron mostrando imágenes diversas.

Los resultados arrojaron que el estrés disminuye la aversión al sabor amargo del café, mientras que el chocolate genera rechazo al pensar en el peso corporal. Esto revela que “los estados psicológicos repercuten en el sabor de la comida que ingerimos”, tal como lo explicó David García Burgos, líder de la investigación y actual profesor del departamento de psicología de la Universidad de Friburgo en Suiza.

Los análisis son importantes en la medida en que se piense en las preferencias y consumos de productos amargos, sobre todo en verduras y frutas que son esenciales para mantener un peso estable y saludable.

Angélica Rodríguez.

Con información de Salud24hrs.