El Sumario - Los especialistas esperan avanzar en el proyecto científico y comenzar más pruebas para comprobar su efectividad
Los especialistas esperan avanzar en el proyecto científico y comenzar más pruebas para comprobar su efectividad

El Sumario – Un estudio desarrollado por especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reveló que una mutante de toxina de alacrán inhibe la propagación del cáncer de mama, piel y próstata.

La institución informó que la doble mutante de la poderosa toxina del alacrán rojo proveniente de la India que lleva el nombre de tamapina, contiene veneno y tiene la capacidad de impedir la metástasis.

Por su parte, los científicos del instituto de Química (IQ) de la UNAM encontraron en los resultados, debido a su relevancia, que esa mutante se encuentra en proceso de patente.

Más pruebas clínicas ayudaran a determinar la efectividad de la toxina mutada

El investigador del IQ Federico del Río, y su estudiante de doctorado, Marlen Mayorga, señalaron que “al modificar a la tamapina se produce el bloqueo del movimiento de las células malignas de 60 a 70% utilizando una concentración pequeña de la toxina del Mesobuthus tamulus, específicamente para ciertos tipos de cáncer: mama, piel y próstata”

¿Cómo una célula maligna migra?

“Inicialmente se desarrollan en un órgano o tumor pequeño que luego crece; en la medida que pasa el tiempo pueden comenzar a moverse a otros sitios del cuerpo. Esa fase es la responsable de la muerte de las personas con cáncer”, explicó el científico el proceso para que las células malignas se vuelvan metastásicas.

Asimismo, el especialista describió que éstas tienen unos poros llamados canales iónicos y, es por acá donde se alimentan. Básicamente, entran sales, potasio o calcio, azúcar y otros nutrientes.

Por su parte, Del Río contó que investigadores de la Universidad Tours, Francia, quienes ayudaron en el proyecto, lograron observar que alguno de eso poros, nombrados SK, eran importantes porque si lograban inhibir se podía detener la migración de células malignas, siendo ésta la función de la mutante tamapina.

La toxina del alacrán rojo de la India puede inhibir varios tipos de cáncer

Por otro lado, Mayorga realizó experimentos para comprobar si las toxinas eran capaces de atacar a las células malignas.

Hasta el momento, los estudiosos desean pasar a la siguiente fase de investigación donde efectuarán pruebas preclínicas y clínicas y verificar su correcto funcionamiento.

Le puede interesar: Medidas contra el Covid-19 redujeron otras infecciones 

María Gabriela Moncada

Con información de medios nacionales y agencias de noticias