El Sumario – La cantante Taylor Swift pidió ayuda a sus fans y a otros artistas, a través de las redes sociales, para recuperar los derechos de su música y cantarla en la próxima gala de los American Music Awards (AMA), después de denunciar que los empresarios Scooter Braun y Scott Borchetta se lo prohibieron.

Con un largo escrito titulado “Ya no sé qué más hacer”, la estrella estadounidense del pop reveló que es posible que no pueda interpretar sus primeras canciones en la ceremonia de esos premios, en la que se prevé que reciba el galardón a Artista de la década.

Lee también: Joker alcanzó los 1.000 millones de dólares como la película más taquillera

Swift planeaba hacer un mezcla de sus principales temas durante la velada, pero sus intenciones se vieron truncadas al ser informada del veto. “Eso sería como regrabar mi música antes de que me lo permitan (por una decisión judicial) el próximo año”, explicó.

Además, aseguró que estaba preparando, junto a Netflix, un documental sobre su vida, que también se verá afectado por la decisión y, lamentó que “esa no era la forma en la que quería decirlo”.

Braun y Borchetta, este último conocido por representar a artistas como Justin Bieber y Ariana Grande, se hicieron con los derechos de varias de las grabaciones de Swift tras comprar por unos 300 millones de dólares su antiguo sello musical, Big Machine Label.

Gerardo Contreras

Con información de agencias