El Sumario – Se aproxima el Día de San Valentín y la mayoría de las personas quiere pasar esa fecha acompañada de ese alguien especial. No importa cómo se den las cosas, el único motor y motivo es tratar de estar cerca de esa media naranja.

Ante ello, los días previos al 14 de febrero son idóneos para realizar algún ritual que llene de mucho amor. La energía de esa fecha, sumado a que la semana empezó con una luna nueva, recarga la atmósfera de mucha magia angelical.

Si decides celebrar este San Valentín en compañía de alguien, anímate a hacer uno que otro ritual para darle un empujoncito al destino. Para ayudarte, presentamos 3 rituales de amor para este Día de los enamorados.

Para que te invite a salir tu crush

La web Wapa presenta los siguientes tips: Consigue una vela blanca flotante, una copa pequeña de vidrio, incienso de rosas, 3 flores de gladiolas sin tallo, una hoja de papel blanca y una hoja de papel de china, pergamino o tipo de seda.

Forma un triángulo con las flores y coloca en el centro la copa con agua. De preferencia que el agua tenga aroma de rosas o de amor, inserta dentro la vela flotante.

En la hoja blanca escribe: “Yo invoco a los emisarios del amor, para que esta preciada cita se cumpla. Así sea”. Envuelve las flores con el otro papel y escóndelas dónde nadie las encuentre. Guárdalas hasta que se cumpla tu deseo.

Deja que la vela se acabe, retírala de la copa y deja que el agua se evapore, colocando la copa en un lugar alto. Este ritual debes hacerlo un viernes, el día de Venus. A las 6:30 de la mañana o a la misma hora pero por la tarde, o antes de las 8:00 de la noche.

Para mantener la pasión y la felicidad con tu pareja

Necesitas tres velas rojas, miel y canela en polvo. En cada una de las velas escribe de la mecha hacia la base el nombre de tu pareja y después, de forma cruzada tu nombre. De tal modo que los nombres formen una cruz.

Unta las velas con la miel y después espolvorea la canela sobre ellas. Colócalas sobre un plato blanco en forma de pirámide y reza la oración a San Valentín:

“Oh, poderoso San Valentín, Glorioso mártir de Cristo, que diste tu vida por tus convicciones, y por amor a Dios. Que ese mismo amor que profesaste, sea el que rija mi vida. Que mi pareja sea una conmigo, que nuestra unión sea duradera y llena de amor. Protégenos contra el mal, contra las infidelidades, contra las envidias, contra la desesperanza. Que seamos una sola carne y una sola mente. Que estemos unidos a Dios por la gracia de tu intersección. Así sea”.

De interés: Abren un bar para gente que odia el día de San Valentín

María Alejandra Guevara

Con información de Agencias