La misión duró más de tres horas en el fondo de la Fosa de las Marianas, ubicada en el Océano Pacífico

El Sumario – Científicos de Rusia desarrollaron un vehículo submarino no tripulado autónomo, bajo el nombre Vitiaz, que fue puesto por primera vez de manera exitosa en el fondo de la Fosa de las Marianas, el abismo más profundo de la Tierra ubicado en el Océano Pacífico.

En un comunicado ofrecido por la directora de la Fundación para Investigaciones Avanzadas (FPI), Andréi Grigoriev, se conoció que el 8 de mayo de 2020, a las 22.34 hora de Moscú, “el vehículo submarino deshabitado autónomo ruso Vitiaz llegó al fondo de la Fosa de las Marianas. Los sensores de Vitiaz registraron una profundidad de 10.028 metros”.

De esta manera, la institución subraya que “a diferencia de los dispositivos Kaiko, de Japón y Nereus, de Estados Unidos, que operaban antes en esta zona, el aparato Vitiaz funciona de manera absolutamente autónoma”.

Además, se detalló que esto fue posible “gracias al uso de elementos de inteligencia artificial en el sistema de control del vehículo, puede sortear los obstáculos de forma independiente y encontrar una salida de un espacio limitado y resolver otros problemas intelectuales”.

En este sentido, se conoció que el aparato “realizó el mapeo, tomó fotografías y grabó vídeos del fondo marino, así como estudió los parámetros del ambiente marino”, agregando que “la misión duró más de tres horas, sin contar el buceo y el regreso a la superficie”.

Finalmente, Grigoriev subrayó que este fue el “primero de los experimentos programados en el marco del proyecto Vitiaz. Se llevó a cabo junto con navieros rusos y equipos científicos de la Academia de Ciencias de Rusia, con el apoyo de la Flota del Pacífico”.

De interés: “Spot” el perro robot que garantiza el distanciamiento en Singapur

Rubén Vásquez

Con información de otros medios