El lugar, de unos 374 km2, es uno de los lugares más misteriosos del mundo

El Sumario – Las gigantescas bolas de piedra naturales en la Isla de Cham, hacen que sea uno de los sitios más misteriosos del mundo. Desde que fueron vistas por primera vez, los visitantes de este paisaje han llamado a estas rocas ‘los balones de fútbol de los dioses’.

De interés: Graban a extraña criatura en el nordeste de China

Sin embargo, este lugar, de unos 374 km2, nunca ha sido habitado y, según científicos, estas bolas de piedra no son artificiales.  De acuerdo con el investigador polar ruso Viktor Boyarsky, “las esferas están hechas de piedra de arena blanda”.

“Se puede ver que muchas bolas grandes se separaron en dos grandes mitades, y la piedra más grande de la isla se descompone año tras año”, agregó.

Te podría interesar: Descubre algunas curiosidades que quizás no conocías sobre África

Por su parte, Konstantin Zaikov, de la Universidad Federal del Ártico, dijo que las piedras parecen hechas “por el hombre, pero en realidad son piedras que se formaron hace miles de años por cristalización y posterior magnetización de granos de arena en el cristal. Los granos de arena se endurecen y crean una forma esférica bastante densa”.

David Carrasquel

Con información de Planetacurioso

Propuestas positivas, visiones optimistas, informaciones que suman y más en nuestro canal de Telegram, únete aquí: https://t.me/ElSumario