La Fundación Michael J. Fox concedió una beca de 120.000 dólares durante un año para desarrollar dicho trabajo

Científicos de la Universidad de Alicante (UA) en España  y del Instituto de Investigación de Salud Banner Sun de los Estados Unidos han iniciado un estudio exhaustivo cuyo objetivo final es mejorar el diagnóstico y la comprensión de la enfermedad de Parkinson.

El proyecto comenzó en febrero de este año y su principal investigador es el doctor Nicolás Cuenca de la UA y el colaborador del Sun Banner. Ambos trabajaron en 2014 y ahora Cuenca destaca que la retina supone un modelo muy adecuado para analizar el funcionamiento del cerebro al ser una prolongación de este órgano y formar parte del sistema nervioso central.

El doctor señaló que las células dopaminérgicas se encuentran en el cerebro y en la retina, y que las personas con Parkinson a menudo experimentan trastornos visuales.

Aunque en la actualidad no hay pruebas biológicas que permitan la detección precoz de esta enfermedad, el trabajo anterior realizado por el equipo de Cuenca establece una relación entre la alteración de las células de la retina y el Parkinson, que, a su vez, analiza estudios efectuados con modelos preclínicos de la enfermedad.

“Vamos a determinar si, de hecho, las personas con Parkinson tienen alteraciones en la retina, si éstas pueden ser identificadas y si podrían o no ser utilizadas como un biomarcador o como una prueba diagnóstica complementaria para detectar esta enfermedad y establecer su evolución” señaló el especialista.

Para este científico, el estudio de la retina puede ayudar en un futuro a detectar la enfermedad de Parkinson, ver su evolución y evaluar si los tratamientos para esta patología son eficaces.

EC

Con información de agencias.

Fotografía Gettyimages.

La Fundación Michael J. Fox concedió una beca de 120.000 dólares durante un año para desarrollar dicho trabajo
La Fundación Michael J. Fox concedió una beca de 120.000 dólares durante un año para desarrollar dicho trabajo