Se podrían llegar a producir lesiones muy fuertes en las piernas y la cadera debido a las ampollas. La razón es que las mismas afectan la forma de caminar y de correr. Sigue estos consejos para evitarlas:

  • Compra zapatos de tu número: al momento de comprar zapatos cuida que tus pies entren sin esfuerzo y se sientan cómodos. Debe haber un pequeño espacio entre el dedo más largo y la punta del zapato.
  • Utiliza zapatos para ciertas actividades: si practicas algún deporte en especial solo tienes que investigar cuál es el mejor. Además, cuando participes en alguna carrera o evento deportivo lo mejor es llevar aquellos que utilizas durante el entrenamiento para evitar lesiones del pie en el proceso de adaptación al nuevo calzado.
  • Acostumbra a tu pie: si compraste zapatos, úsalos durante una o dos horas todos los días para identificar las zonas de comodidad y hacerlos más flexibles.
  • Cuidado con las costuras: antes de comprar los zapatos revisa las costuras y el interior del zapato, para prevenir que te lastimen y te causen ampollas.
  • Usa calcetines: si tienes la oportunidad de usar tu calzado con estas prendas de tejidos sintéticos evitarás la formación de ampollas al reducir la fricción del calzado con tu piel.
  • Aplica vaselina: si vas a usar los zapatos que te causan ampollas, ponte un poco de vaselina o embarra un poco de jabón seco en la zona donde se forman estas lesiones, así reducirás la fricción.
  • Mantén secos tus pies: la presencia de humedad facilita la formación de ampollas, así que puedes utilizar talcos o desodorantes que mantienen secos tus pies.
  • Coloca curitas: antes de ponerte unos zapatos coloca almohadillas o una bandita adherible en la zona donde se genera la ampolla. Sirve para absorber la humedad y evitar la fricción de la piel con el zapato.

LS

Con información de AVN.

Fotografía Gettyimages.

Artículo anteriorNuevas Bandas sube el volumen
Artículo siguienteGarantizarán baterías a transportistas