La idea es reducir la cantidad de calorías que consumen los infantes

Si la ciudad de Nueva York aprueba una nueva norma, los menús infantiles con juguetes tendrían menos calorías, grasas y sodio. “Podemos diseñar políticas que nos lleven a conductas más saludables”, dijo la autora principal, Marie Bragg, del Centro Médico Langone, NYU, en Nueva York.

El proyecto, que ingresó al Concejo Deliberante de la Ciudad de Nueva York, propone que los menús de comida rápida con un juguete incluyan una porción de frutas, vegetales o granos integrales. Además, limitaría el aporte de energía a menos de 500 calorías e impondría más restricciones al contenido de grasa y sodio.

Para estimar los efectos de la propuesta, los autores analizaron las compras de 358 adultos para 422 niños en locales de Burger King, McDonald’s y Wendy’s de la Ciudad de Nueva York y Nueva Jersey en el 2013 y el 2014; los niños tenían siete años en promedio.

En American Journal of Preventive Medicine, el equipo publica que los adultos compraron en promedio unas 600 calorías en comida para cada niño; un tercio de las calorías lo aportaban las grasas. Los menús contenían unos 869 mg de sal, más que la mitad del valor diario que recomienda la Asociación Estadounidense del Corazón. Cerca de un 35 por ciento de los niños consumió un menú infantil que incluía un juguete y el 98 por ciento de esos menús no reunía los requisitos de las guías recomendadas, dijeron los investigadores.

Si todos los menús con juguetes cumplieran esos requisitos, los autores estimaron que los niños consumirían un nueve por ciento menos calorías y un diez por ciento menos de sal y calorías derivadas de grasas. “Es poco comparado con el problema real de la obesidad del país”, dijo Bragg. Pero sostuvo que todo cambio pequeño aporta.

LS

Con información de Yahoo! Noticias.

Fotografía Gettyimages.