Los órganos meibomianas en el párpado, juegan un papel en la producción de película lagrimal

El Sumario – En pacientes con diabetes, la pérdida de la glándula que ayuda a lubricar el ojo puede ser un signo de niveles elevados de glucosa en sangre, según una investigación aceptada para su presentación en ENDO 2020, la reunión anual de la Sociedad Endocrina Americana.

Las glándulas meibomianas en el párpado, juegan un papel en la producción de película lagrimal y su estabilización. 

“En este estudio encontramos que la pérdida de las glándulas meibomianas se produjo con mayor frecuencia con hemoglobina A1c elevada, tal vez debido a microisquemia o daño a los pequeños vasos sanguíneos de los párpados”, señaló la coautora Gloria Wu, profesora adjunta de la Universidad de California.

“La pérdida de las glándulas meibomianas puede sugerir la necesidad de una prueba de A1c para rastrear los niveles promedio de glucosa en la sangre durante los últimos dos o tres meses y un control adicional en los individuos con diabetes”, añadió.

Las personas con diabetes a menudo se quejan de ojo seco y dolor ocular. Las imágenes infrarrojas del párpado pueden ayudar a caracterizar el ojo seco en personas con diabetes, y las nuevas técnicas de fotografía infrarroja recientemente han permitido fotografiar fácilmente las glándulas meibomianas.

Para estudiar la pérdida de la glándula meibomiana en pacientes con diabetes y ojo seco, Wu y sus colegas llevaron a cabo una revisión retrospectiva electrónica de la historia clínica de pacientes con diabetes tipo 2 y de pacientes que no tenían diabetes y fueron diagnosticados de ojo seco entre 2017 y 2019.

Conoce más: Uso terapéutico del Botox trae beneficios a los pacientes odontológicos

María Alejandra Guevara

Con información de Agencias