El célebre libro de Hemingway se ha convertido en bestseller tras los atentados sufridos en la capital francesa

Dicen que la literatura surge en momentos de crisis. Las personas, además, recurren a los libros para encontrar respuestas a problemas contemporáneos. En ese sentido, París era una fiesta, la autobiografía en la que el joven Ernest Hemingway retrataba sus aventuras en la capital francesa, se ha convertido en “bestseller” tras los atentados del pasado 13 de noviembre.

En Amazon Francia, el libro se situaba esta semana entre los más vendidos y este viernes trepó incluso hasta el primer puesto, superando la nueva entrega del héroe galo Astérix. En las librerías de París, el clásico del Nobel de Literatura está prácticamente agotado.

Hemingway recopiló en esta suerte de memorias sus coloridas vivencias en el París de los años 20. El libro, que se publicó en 1964, de forma póstuma, bajo el título A Moveable Feast, sirvió de inspiración a Woody Allen para su película Midnight in Paris.

Entre los detonantes del boom que está viviendo el clásico tras los atentados figura una emisión de la BFMTV, en la que una señora hablaba de manera combativa sobre lo ocurrido y mencionaba el libro: “Es muy importante leer varias veces París era una fiesta, porque somos una civilización muy antigua y estamos muy orgullosos de nuestros valores”, decía la mujer de 77 años.

“Nos hermanamos con los cinco millones de musulmanes que practican su religión de forma libre y pacífica, y combatiremos a los 10 mil bárbaros que matan presuntamente en nombre de Alá“, añadió en un video que recibió numerosas visitas en Internet.

LS

Con información de dpa.