Francisco quiere celebrar el Jubileo de la Misericordia con actos especiales cada viernes de este mes, en esta ocasión sorprendió comunidades

Este viernes, el papa Francisco visitó por sorpresa un centro de rehabilitación de drogodependientes en Marino, a las afueras de Roma.

Radio Vaticano informó que Francisco se reunió con pacientes del “San Carlos” del Centro Italiano de Solidaridad Don Mario Picchi (CEIS), escuchó sus historias y les infundió amor. Además les pidio que no se dejen engullir por la “metástasis” de la droga y fue abrazando a uno por uno.

En el marco del Jubileo de la Misericordia que se celebra este año, el papa quiere realizar un viernes de cada mes un acto de amor al prójimo. Ya ha visitado una institución de Caritas, una residencia de ancianos y un hospicio.

Geraldine Puche

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Osservatore Romano/Handout.