El Sumario – La mañana de este viernes 17 de enero el Papa Francisco recibió en audiencia a una delegación de la Iglesia luterana de Finlandia con motivo de la peregrinación ecuménica anual a Roma, para celebrar la fiesta de San Enrique, patrono del país, por lo que comentó que “los que brindan hospitalidad no se hacen más pobres, sino más ricos”.

En este sentido, el máximo líder de la Iglesia Católica subrayó en su mensaje que “como cristianos bautizados creemos que Cristo quiere encontrarnos precisamente en aquellas personas que naufragan en la vida, ya sea literalmente como en sentido figurado”.

Igualmente, agregó que “el que brinda hospitalidad no se hace más pobre, sino más rico. Quien da, recibe a su vez. Efectivamente, la humanidad que mostramos a los demás nos hace misteriosamente partícipes de la bondad de Dios que se hizo hombre”.

El Papa también destacó la importancia de la unidad de los que creen en Cristo, argumentando que “el cristiano es una persona que puede dar gracias por su bautismo. Esta gratitud nos une en la comunidad de todos los bautizados”.

Finalmente, el Pontífice precisó que la comunidad de todos los bautizados “no es un mero estar los unos al lado de los otros, y ciertamente no es un estar los unos contra los otros, sino que quiere convertirse cada vez más profundamente en un estar juntos“.

De interés: Plataforma Patria: Actualización del monto de los programas sociales

Rubén Vásquez

Con información de Agencias