Estudios han concluido que los perros verdaderamente pueden detectar el olor del esta enfermedad

Los perros tienen 300 millones de sensores olfativos, comparado con 5 millones que poseen los humanos. Además, tienen un segundo dispositivo de olfato en la parte de atrás de la nariz  llmado Jacobson, que el hombre no. Este doble sistema permite entrenar a los canes para detectar el olor único del cáncer, conocidos como componentes biológicos volátiles.

El caso de una cachorra irlandesa desencadenó una serie de estudios, luego de que sus dueños se decidieran entrenarla para ser un perro de caza y así no se distrajera con olores aleatorios que desviara de la ruta que seguían sus amos durante el adiestramiento.

Lucy aprendió a olfatear el cáncer de vejiga, de riñón y de próstata. Con el paso de los años, ha sido capaz de detectar correctamente el cáncer en 95% de las veces. Superando incluso, pruebas especializadas en el diagnóstico de la enfermedad.

La organización británica “Perros de Detección Médica“, tiene ocho caninos que olfatean 3 mil muestras de orina de pacientes del Servicio Nacional de Salud e identifican quién padece la enfermedad y quién no. Los investigadores quieren asegurarse de que realmente puedan localizar el cáncer y no otra cosa, como la edad avanzada u otros síntomas.

Para este experimento, los perros rodearían ocho muestras de orina, una de un paciente de cáncer y siete de pacientes que no tienen cáncer. Al menos una de esas siete muestras serían de una persona de más o menos la misma edad que el paciente con cáncer, pero con los síntomas, aunque realmente no padezca la enfermedad.

NG

Con información de CNN.

Fotografía Gettyimages.